Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Ruta hacia La Algameca Chica, “la pequeña Shangai” de Cartagena

Ruta hacia La Algameca Chica, “la pequeña Shangai” de Cartagena

El otro día tuve la oportunidad gracias a mi amiga Ana de conocer un nuevo rincón de la Región de Murcia, encantador, especial y curioso, justamente en Cartagena, y se llama La Algameca Chica, conocida también como “la pequeña Shangai”. Es ignorado incluso para el propio Cartagenero, de hecho, un joven ciclista se reía vergonzoso cuando me preguntaba si sabía llegar a La Algameca, que siendo cartagenero no lo conocía aún.

Las comparaciones son odiosas, así que cada cual que deje llevar su imaginación hasta donde pueda

Os propongo para este verano que visitéis este lugar, porque además, está muy cerca de unas calas rocosas que son perfectas para pegarte un remojón veraniego, hacer snorkel, practicar buldering sobre las rocas o para los más valientes, saltar de las altas rocas hacia el mar. Pero antes, ¿quereis saber algo de La Algameca?

La Algameca Chica de Cartagena

Una pequeña aldea chabolista, de calidad pesquera,  situada al final de la rambla de Benipila, dejando en un lateral el Castillo de Galeras, una fortaleza militar. Su primera casa data ¡del año 1.778!, y desde entonces se ha ido conservando, regenerando, adaptando y heredando entre familias hasta el día de hoy, donde conviven unas 110 familias.

Foto de una de las entradas a La Algameca

Foto de una de las entradas a La Algameca

Sus habitantes no quieren cambiar su forma de vida por nada del mundo, el clima que se respira es de paz y tranquilidad. Los más jóvenes los ves bañándose y jugando junto a los porches que dan directamente al mar, mientras los más veteranos disfrutan a la sombra de sus vistas.

Los habitantes de La Algameca no tienen el título de propiedad de sus casas, son desde hace años sus propios dueños sin que un Ayuntamiento haya sido intermediario, tienen una recogida de basuras al inicio del pueblo, su propio abastecimiento de agua y generadores para tener luz (al menos de 8:00 a 02:00) y sus propias reuniones vecinales. Sus largas y estrechas calles están limpias y disponen hasta de una cantina para tomarse un refresco, cerveza e incluso chuches para los más pequeños.

Foto panorámica de La Algameca Chica

Foto panorámica de La Algameca Chica

Bañarse, hacer snorkel, buldering o lanzarse al mar desde una roca

La pequeña cueva

La pequeña cueva

Estas son unas de las actividades que podrías hacer si fueses a La Algameca Chica, al final del pueblo hay un camino que desemboca a unas calas rocosas que son dignas de visitar y disfrutar, agua azul turquesa, peces de colores, sol y sombras para todos los gustos.

“Utiliza escarpines para los pies, la zona es rocosa y te servirá para despreocuparte de las resbaladizas y afiladas rocas”.

Puedes dejar el coche en el mismo camino, hay unos recodos que te permiten aparcarlo y seguir bajando un par de minutos hasta ver las calas. Y si quieres rematar la faena, llévate una nevera llena de gastronomía dominguera y disfruta a la sombra de la cala antes o después de pegarte un bañico.

Mapa de La Algameca

Mapa de La Algameca

Si quieres saber más, La Algameca Chica ha sido televisada en cadenas como tve, cuatro o antena3, así que os dejo un vídeo que vale más que mil palabras:

2 Comentarios

  1. María 8 meses hace

    Buenos días,

    Me ha encantado el articulo…. para complementar te cuento más cosas cercanas a La Algameca, donde has señalado que hay calas rocosas también hay un arco de piedra, si no me equivoco se llama El Arco de La Amalia que nada tiene que envidiarle a la playa de Las Catedrales… andando son como 10-15 min desde el pueblo.

    Por el lado contrario, a la izquierda según llegas, sale una senda, en algunos tramos marcados como PR que une la Algameca por la costa con Galeras, Batería de Fajardo y si continuas hasta el Faro de Navidad, o faro rojo :).
    Está señalada con unos carteles a mitad de la calle principal (a la altura de la casa con el dibujo de Bob Esponja) pero si sigues hasta el final del pueblo, aunque hagas un tramo un poco “libre” enseguida se ve la senda. Un paseo super agradable y con increibles vistas al mar.

    Un saludo.

    • Autor
      Antonio Abellán 8 meses hace

      Muchas gracias Mari, es bueno tener en cuenta nuevos referentes, así podremos verlos todos y cada uno de ellos, hay mucha magia en la Región y poco a poco vamos a agrandar la lista de lugares, gracias por tu aportación.

      Un abrazo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*