Paseo en barco por los «klongs» de Bangkok, el templo de Wat Arun, mi foto con un monje, Buda Esmeralda y el Sky Bar.

Paseo en barco por los «klongs» de Bangkok, el templo de Wat Arun, mi foto con un monje, Buda Esmeralda y el Sky Bar.

Paseo en barco por los «klongs» de Bangkok, el templo de Wat Arun, mi foto con un monje, Buda Esmeralda y el Sky Bar.

Sawate de khrap (Al parecer significa buenos días en general), este día os prometemos toda una mañana de templos y espiritualidad, dejamos la fiesta nocturna para adentrarnos en el budismo tailandes. La idea es dar un paseo por el rió Chao Praya en barco, por los «klongs» (canales) del rió durante toda una hora, hasta llegar al templo de Wat Arun, posteriormente coger otro barco y cruzar el rió hasta llegar al Grand Palace Real (donde esta el Buda Esmeralda), y para terminar el Wat Phra Chetuphon (para ver al gran Buda reclinado de 45 metros de largo).

Nada mas abrir los ojos me doy cuenta que Bartolo y Mike entran por la habitación y nos traen tanto a Isra como a mi el desayuno, un suculento taper con un huevo frito, dos rebanadas de pan, jamón york y y dos salchichas, desayuno continental, aun se lo estoy agradeciendo…en fin, nos duchamos y preparamos sobre las 09:00 horas para estar listos cuanto antes, y al salir del guest house ya nos esperaba un día infernal, menudo calor, menuda humedad hacia hoy…hoy, sudaríamos lo que no esta escrito…por lo que nos pusimos en marcha hasta llegar al lado del rió mas cercano (estábamos a unos 5 minutos andando) para coger un barquito para dar ese paseo tradicional por los «klongs«, por 200 baht cada uno…durante una hora:

Vamos a pasear por los Klongs
 
Río Chao Praya
 
Bartolo con un pesquero
 
Bajando hacia el barco
 
Israel cruzando
 
Antonio dejándose ver con ese pantalón rojo

La verdad…mereció la pena la experiencia por que es digno de ver los paisajes y la vida de los tailandeses que están conviviendo a escasos metros del nivel del agua, en unas condiciones infrahumanas para nuestras europeas vidas…ver para creer, así que os voy a ir dejando imágenes de todo lo que nuestros ojos han visto:

Vista de Bangkok desde los canales

Aquí veis el contraste tan radical que hay aquí  los [email protected] se remojan en el rió y las casas están a unos tres metros por encima del nivel del rió

Casas a escasos metros del nivel del agua
 
Tráfico en el río
 
 
Venta ambulante en Chao Praya

En este ambiente los tailandeses de auto-abastecen mediante canoa, repartiendo comida a domicilio, de «puerto en puerto» para alimentarse y demás…y su modo de moverse es mediante la canoa…así que Bangkok es llamada «la Venecia del este».

De obras en el río
 
Casas en dudosas condiciones
 
Paisajes rústicos en Bangkok
 
Klongs o canales
 
Un reptil en el río se deja ver

Aquí es donde vimos una tremenda iguana, menuda pieza, parecía un cocodrilo según Mike

La parte delantera del barquito
 
Israel
 
Antonio
 
Bartron y Mike

Bartron y Antonio con nuestro «gondolero» particular al fondo

Templos a la altura del río
 
La jungla se mezcla con el agua del río
 
Una chica en bici paseando

Aquí os dejo una muestra del carril bici atravesando los laterales de los canales

El agua te salpicaba en cada ola
 
 
Bonita casa haciendo esquina en el río
 
Isra y Antonio

Un gran paseo, alucinante, legendario…hasta llegar a la orilla del Wat Arun, un torreón impresionante con unas escaleras con una pendiente no apta para gente con problemas de altura y malestar en las piernas, ya que los últimos escalones del torreón son bastante altos y muy estrechos.

Wat Arun
 
El grupo en Wat Arun
 
Wat Arun
 
Wat Arun: un símbolo de Bangkok
 
En lo alto de la torre
 
Una de las calles vistas desde arriba llena de banderolas
 
Vistas del río desde la torre de Wat Arun
 
El grupo haciendo piña en Wat Arun
 
Antonio bajando las empinadas escaleras
 
Esculturas de Wat Arun
 
Antonio con un encantador joven monje
 
Bartolo con el joven monje

Estas fotos son muy especiales para nosotros ya que es muy difícil que acepten hacerse una foto con turistas, a pesar de que al final lo consigan, muchos son muy reticentes…así que tuvimos la suerte de que este monje se fotografiase con nosotros, y como curiosidades podríamos comentaros que no se les puede tocar, en los autobuses suelen sentarse en las primeras filas para que no puedan tener la tentación de rozarse con las mujeres. Todos los hombres en Tailandia tienen la obligación de ejercer el «novicio» de ser monje a partir de los 10, obligatoriamente durante los tres primeros meses, y pasar ese periodo tenían la opción de seguir el camino de la «iluminación» o la vida terrenal pero practicante de su devoción.

Nos marchamos de este impresionante lugar para recorrer casi el medio kilómetro que tiene el palacio real para buscar la puerta principal y conocer al Buda Esmeralda, y mientras tanto pasamos por un largo mercadillo de objetos muy curiosos.

Pescado salado

Bueno no tenéis ni idea el calor que teníamos en este momento, estábamos con la camiseta empapada y buscando agua como fuera, y de repente vemos esta puesto de «salados y especiados»…dios…para ponerte al sol y pesarle la lengua como si fuera un polo (broma de Israel en el momento).

Un mercadillo en la acera
 
Farmacia ambulante

Aquí tenemos el puesto farmacéutico por si necesitásemos ibuprofeno

Símbolos de fertilidad

Símbolo de fertilidad latente…y tanto…menudo troncazo, si le regalas uno de ellos a la mujer que esta embarazada le estas deseando mucha suerte con el parto.

Todo tipo de armas blancas

Estas armas de aquí por lo visto se venden como chicles y son de lo mas normal, defensas extensibles policiales, sables, cuchillos, hachas…tomate algo, para robarle a la chica del puesto en el momento.

Era culo de pollo

Muertos de hambre encontramos un puesto con suculenta carne…y la chica nos dice que es chicken…claro que si…eso estaba asqueroso…resulto ser pollo…si…pero el culo del pollo…me quedo con el saltamontes.

El gran Palacio

Llegamos por fin al Grand Palace…donde se encuentra el Buda Esmeralda, el Buda mas venerado de toda Tailandia

Isra y Antonio en el Gran Palacio
 
Gran Palacio
 
Dentro se encuentra el Buda Esmeralda
 
 
Guardianes de piedra
 
Una clase de colegio de visita al templo
 
El grupo en el Gran Palacio
 
Antonio haciendo culto al Buda Thai

Y aquí esta, el Buda Esmeralda, de 65 centímetros de altura (es el de abajo no el de arriba), es sorprendente pero según cuentan, Tailandia, muy orgullosa de ser la única nación del sureste asiático que no ha sido invadida en su historia, manifiesta que mientras este Buda permanezca dentro de estas paredes, su suerte no cambiara.

Comimos cerca del palacio

Momento de relax antes de seguir, y buscando la sombra y el fresco nos encontramos con este sitio para comer y festejar nuestro San Antonio.¡¡¡HOY PAGAMOS NOSOTROS!!!

Mike

Aquí Antonio posando con los 20 baht que nos sonsacaron al desembarcar, por ese precio te dan la entrada para todo el grupo para entrar al templo de Wat Arun…y cuando llegas a la entrada tienes que comprar la verdadera entrada que vale 50 baht, otra vez nos engañaron.

En el tuk-tuk

Para ir del Grand Palace al Wat Po del Buda reclinado cogimos un «tuk-tuk» los cuatro metidos en ese triciclo techado…madre mía creo que la primera y la ultima…taxi-meter.

El conductor del tuk-tuk

Y llegamos a nuestro ultimo destino, Wat Phra Chetuphon (o Wat Po), donde se encuentra el Buda Reclinado, muy famoso en en toda Tailandia.

Llegamos a Wat Po
 
Buda está presente en todos sitios
 
Esculturas de piedra llamativas
 
Una de las torres en construcción
 
El lateral del Buda

Aquí con el famoso Buda de 45 metros de largo, en el estado de «Nirvana«, el ultimo estado antes de llegar a la «iluminacion» y así poder reencarnarte en cualquier especie terrenal

Haciendo artes marciales en el templo
 
Mike, Antonio e Isra en las puertas del templo
 
Mike, Isra y Antonio
 
Antonio entre arbustos
 
El tridente entre templos
 
Los cuatro en la entrada al gran templo

Ya lo se…llegado a este punto podréis a ver visto lo cantosos que son mis pantalones, mi intención era esa para no perdernos entre nosotros y encontrarnos de manera fácil  pero claro aquí era objeto de miradas y asombro…el pantalón rojo ha triunfado sin duda.

Después de medio dia intenso…agotador, y sudando la gota gorda, nos montamos de nuevo en un taxi para ir de camino a «Nappark» (nuestro guest house) y agradeciendo el aire acondicionado de este. Nada mas llegar a la pensión  una ducha de «hora y media» por lo menos para refrescarnos y periodo de relajación en las tumbonas del hall mientras yo escribo estas lineas.

Redactando la crónica del día

Estuvimos descansando hasta las 19:30 horas que nos arreglamos para darlo todo esta noche, y es que aunque no seria la ultima aquí ..sabíamos que mañana tendríamos que coger un vuelo a media noche y no podríamos «liarnos» mucho. Por lo que paramos el primer taxi y le explicamos al taxista donde queríamos ir…al Sky bar del edificio mas alto de Bangkok, al Hotel Baiyoke Tower y disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad a unos 309 metros de altura (solo el Empire State tiene 381 metros de altura).

En este momento estamos con el mapa indicándole donde tenemos que ir mientras Bartolo empieza a decirle: » – Chicos el enemigo esta aqui, por lo que tendremos que cubrir los flancos muy bien, yo me colocaras aqui, y tu te atrincheraras aqui…correcto-» y el taxista se quedaba mirando a cuadros.

Buscando la estrategia con el taxista

Y aquí sufrimos otro de los pirateos de los taxistas, y es que cuando tiene cara de tonto…es tonto…y cuando tiene cara de cabrón ..es cabrón  y casi nunca falla…después de que nos garantizase el taxi metro el taxista, nos montamos y cuando estamos a poco llegar al hotel, vemos en el taxímetro  que el valor de la carrera iba por 269 bahtCUANDO NO LLEGA CASI NUNCA A 100 BAHT CADA VEZ QUE LO COJEMOS, así que imaginarnos cuando nos dimos cuenta, todos en el taxi planeando lo que le diríamos cuando nos intentase cobrar  y se topase cuando cuatro zanguangos que no van a darle mas de 100 baht y GRACIAS, pues eso fue…tampoco puso mucha oposición  se probó con nosotros y esta vez, no le salio bien la jugada, pero hay que ver lo piratas que son algunos.

En el taxi pirata

Llegamos al hotel, y desde un ascensor que nos deja en la planta 17 en «cero coma», nos bajamos para coger otro hasta la planta 83, la entrada nos cuesta 300 baht con derecho a una consumisión, aquí nos encontramos nosotros, tomándonos una «Singha» y unas palomitas, por que amigos y amigas, esto es de cine.

Shingas y palomitas en altura
 
Sky Bar

Menudas vistas nos encontramos, todo iluminado, divisando las azoteas de todos los edificios de altura de la ciudad, una imagen para «hacer click» en tu memoria, y no olvidar nunca.

Vistas de Bangkok

Aquí otra vista del hotel mas alto de todo el sureste asiático y el tercero mas alto de todo el mundo, con mas de 600 habitaciones.

Sky Bar

Una vez deleitados en el «cielo de Bangkok«, decidimos pisar tierra de nuevo para volver al bar de la Avenida Sukumvit, a la altura del numero 15, y por suerte nos lo encontramos abierto, y dispuesto para nosotros, el lugar como ya dijimos en otra entrada, cuando estuvimos con Reuben y sus amigos, esta genial y nos tratan muy bien.

De fiesta en Bangkok

Aquí la anécdota, es la primera vez que me pasa, como en las películas  de repente viene la camarera y me pone un plato con varios trozos de chocolate «rollo brownie» y me dice que es de parte de estas chicas…así que no pudimos evitar hacernos unas fotos con ellas.

¡¡Invitados por estas bellezas!!

Y tras la primera cerveza a la pista cerca del grupo de música  que por cierto tocando música estupenda, muy marchosa, con trompetas y saxofón y todo…al mas estilo «la Pulqueria» pero estilo Thai.

Isra y Bartolo

Aquí empezamos a alimentar las pretensiones de tantos seguidores que nos han manifestado que no tenemos fotos con Thais, pues bueno, ayer nos dedicamos a hacer trabajo de campo para daros lo que queríais  espero que os aproveche.

De fiesta de cumpleaños

Aquí no se aprecia, pero empezamos a hacer «la conga» y se pusieron todas con nosotros al unisono

La conga en Bangkok

Aquí Isra bailando solo en la calle mientras se fuma un cigarrillo…lleva la marcha en la sangre

Isra bailando fuera

El grupo de música, sin son mas no caben en el escenario

Un numeroso grupo de música

Al terminar dicho grupo se sube al escenario el Dj de la noche…os garantizo que no tiene nada que envidiar a David Guetta, Deadmau5…bueno vale me he pasado…pero estuvo muy energético.

EL Dj de la noche

Aqui con [email protected] [email protected] de un happy birthday que habia en el bar…festejándolo con ellos

¡Cumpleaños feliz!
 
 
..y mas gente
 
 
...y mucha mas gente

Después de tanto ajetreo, y antes de que cerrase el bar nos fuimos a comer algo a unos de los «7 eleven» (una cadena de supermercados que tienen de todo y que están por todas partes), un sándwich que te pre cocinan en un momento con salchicha y ketchup….mmm como entró.

Deliciosa cena de madrugada

Nos mudamos a otra disco after que cierra a las 04:00 am, y que estaba de lujo, buena música y buen ambiente, su nombre es «Insomnia«.

Música en "Insomnia"
 
Gran ambiente en la disco
 
Mucha gente thai en la disco

Y como no…haciendo amigos…buena gente, y con esa simpatía que les caracteriza

Con nuestra amiga Jane por primera vez
 
Bartron y Mike con dos amigas thais

Y hasta aquí podemos leer…no por nada, sino por que la reventada de todo el día había sido infrahumana…así que para los amantes del buen gusto, espero que os haya gustado estas fotos y hayáis disfrutado de todos estos monumentos…hablo de los templos.

Keep in touch

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*