Los campos de concentración y exterminio de Auschwitz I & Auschwitz II – Birkenau

Los campos de concentración y exterminio de Auschwitz I & Auschwitz II – Birkenau

Los campos de concentración y exterminio de Auschwitz I & Auschwitz II – Birkenau

Esta mañana nos ponemos las pilas para pasar la mañana entera en uno de los lugares mas históricos del mundo, los campo de concentración de Auschwitz I & Auschwitz II – Birkenau, nos espera una mañana de historia y mucho estomago.

Al salir a por el coche, lo mas natural cada mañana es hacer lo que está haciendo Bartron, una espátula para quitar toda el hielo segregado de la gélida noche a menos de -15º (aunque el «quita hielos» oficial fue Israel)

Aun así gracias a la ropa térmica no podíamos quedarnos encerrados en el coche y pasar de largo estos hermosos lugares.

Íbamos con el tiempo justo, habían pasado casi las 12:00 de la mañana, y teníamos a esa hora concretada la visita a los campos con una guía en español, pero teníamos que cruzar un río y no encontrábamos la manera de hacerlo, hasta este momento.

Llegamos a Auschwitz y leyendo estas simples líneas ya se me ponen los pelos de punta…por desgracia, al final llegamos tarde a la visita guiada y nuestra guía en español se marchó, así que contratamos una en inglés, por lo que no pudimos enterarnos como es debido de todo, pero aún así gracias a Bartron que ya estuvo hace unos años, y a Sandra y Kasia…pudimos saber mucho de todo esto.

Llegamos a Auschwitz


A partir de este momento las imágenes que vais a ver son de los mismos campos de concentración de Auschwitz I & Auschwitz II – Birkenau donde caminaron y perecieron mas de 1 millón de personas, así que lo primero que quiero mostrar es mi respeto a la historia y a la humanidad por todo lo acontecido y dejar claro que todo lo escrito y mostrado aquí es meramente informativo e historia pura de la realidad, mis sensaciones son puramente personales, y mostrar un claro ejemplo de lo cruel que puede llegar a ser el ser humano con sus iguales.


Algo de historia antes de seguir sobre Auschwitz:

Durante los cinco años que duró la Segunda Guerra Mundial, el campo de concentración de Auschwitz era el terror entre la población de los países ocupados por los nazis.

Fue creado en 1940, y nombraron como comandante jefe a Rudolf Höss. Destinado en principio a prisioneros políticos polacos, al final se convirtió en un campo internacional. Con el paso del tiempo, al estar llenas las cárceles de Silesia, y tras planear una oleada de arrestos masivos entre la población, el gobierno nazi tuvo que idear un nuevo lugar para crear un campo de concentración, pero ese lugar debería de ser estratégico, y es que dicho por él: «los lugares de exterminio en los territorios del este no nos sirven para una acción pensada a gran escala. Por eso he elegido Auschwitz, tanto por su privilegiada ubicación en cuanto a las comunicaciones (la red ferroviaria pasaba por allí), como a la posibilidad de aislamiento y camuflaje» (en el año 1947 fue ejecutado y ahorcado en el mismo campo).

En la puerta del campo de concentración de AuschwitzLos nazis empezaron a traer aquí a personas de toda Europa, la mayoría de los cuales eran judíos, pero también fue numeroso el grupo de prisioneros de guerra soviéticos y el de gitanos. Entre los prisioneros se encontraban checos, alemanes, yugoslavos, franceses, austriacos y hombres de otras naciones.

Los prisioneros, al entrar al campo principal de Auschwitz, traspasaban una puerta adornada con una irónica frase «Arbeit macht frei» (el trabajo hace libre), dando acceso al campo en una pequeña plaza  al lado de la cocina, mientras una orquesta tocaba marchas para agilizar las salidas y entradas de miles de reclusos, facilitando a los SS el trabajo de recuento.

En 1940, Auschwitz, contaba con 20 edificios, de los cuales 14 tenían solo una planta, pero con el esfuerzo de los prisioneros se le añadió un una planta mas a todos los barracones, y se construyeron 8 nuevos. En total 28 edificios de dos plantas, aparte de la cocina y los almacenes, componían el poblado unos 16.000 prisioneros, llegando a los 20.000 en 1942, los presos ocupaban los edificios incluidos sótanos y desvanes.

 

El doctor Muerte (Mengele) clasificando a los llegadosFoto histórica en el mismo momento que se produce la elección (hombres, mujeres, niños, ancianos, validos para trabajar, no validos, aptos para experimentos médicos,decisiones que tomaban los médicos de la SS, como Joseph Mengele: experto en investigaciones genéticas y antropológicas, hacia esos trabajos con niños mellizos y minusválidos)

La mayoría de los judíos condenados al exterminio en el campo de Auschwitz llegaban convencidos de que los SS trataban de establecerlos en los territorios del Este europeo. Les decían que solo podían llevarse una maleta con sus pertenencias mas queridas y de ese modo engañaron sobre todo a judíos de Grecia y Hungría, a quienes vendían unas parceles inexistentes para una supuesta edificación de viviendas, granjas o comercios, o les prometían trabajos que nunca se cumplieron.

La distancia que recorrían a veces superaba los 2.400 kilómetros, transportándolos en vagones de mercancías precintados, sin recibir  ningún tipo de alimento. Amontonados, tuvieron que resistir viajes de 7 e incluso 10 días.

 

Estas son algunas de las latas que quedaronUtilizaban un producto en las cámaras de gas llamado Zyklon B, que llevaba un producto químico con un alto porcentaje de cianuro, lo que producía la muerte momentánea de unas 1.500 o 2.000 personas en unos 15 o 20 minutos. El modus operandi que utilizaban era de nuevo el engaño, les decían que iban a darse un baño, y entraban en una habitación diseñada como un baño, se tenían que quitar sus ropas en una habitación como un vestuario, y bajaban a una sala subterránea que tenían duchas, las cuales nunca llegaba a salir agua.

Antes de ser incinerados los cuerpos en el crematorio el rapaban el cabello (sobre todo a las mujeres) , y lo vendían a las industrias del III Reich, mayoritariamente hacían sacos de dormir.

En estos barracones dormían, en unas condiciones infrahumanas al menos 6 u 8 personas por cama

En estos barracones dormían, en unas condiciones infrahumanas al menos 6 u 8 personas por cama

Antes de morir, sus ropas muchas veces las tenían que dejar limpiando para que otro prisionero las pudiese utilizar

Antes de morir, sus ropas muchas veces las tenían que dejar limpiando para que otro prisionero las pudiese utilizar

Antonio cerca del cerco de separación

El bloque de la muerteLlamado este, «el bloque de la muerte«, colocaban en las ventanas cajones de madera para que los prisioneros no pudiera ver las ejecuciones que se llevaban a cabo en el patio, y es que la SS fusiló allí a millares de detenidos, también aplicaban el apaleamiento y la suspensión, que consistía el colgar al condenado de un poste y tirar de él hacia arriba con los brazos retorcidos detrás de la espalda. Por lo que sólo estar imaginando los horrores que se vivieron aquí te ponía la carne de gallina, y además, si yo estaba pasando frío con ropa térmica, que inviernos tuvieron que pasar aquí esa pobre gente.

A continuación unos de los primeros crematorios que se construyeron y se pusieron en funcionamiento en Auschwitz.

BirkenauA una distancias de 3 kilometros del campo base, se encuentra una pequeña aldea llamada Brzezinka, donde se extendía KL Auschwitz – Birkenau. Este campo ocupada una superficie de 175 hectáreas, con mas de 300 barracas, de las cuales se conservan intactas 45 de ladrillo y 22 de madera, mientras el resto están destruidas, quedando solo las chimeneas quemadas o destruidas.

El campo de Birkenau estaba dividido en varias zonas, donde separaban entre otras cosas a las mujeres de los hombres. El número total de prisioneros se acercaba a los 100.000 en agosto de 1944. En el campo faltaba agua, las condiciones higiénico-sanitarias eran deplorables y todos los rincones estaban invadidos por ratas. En Birkenau los nazis construyeron la mayoría de los crematorios con cámaras de gas, así como fosos y piras para la incineración, también, crearon una red ferroviaria para mover los cuerpos.

Este ha sido el momento en el que mas frío hemos pasado del viaje, superando la sensación térmica de los -15º, el solo hecho de estar aquí te hacía pasar un frío extra que te congelaba.

Fotos históricas

Fotos históricas del momento

Caminando hacia los crematorios de Birkenau

Caminando hacia el fondo del campo para ver los crematorios…destruidos a tiempo por la SS para no dejar pruebas

 

Monumento Internacional de las Victimas del Nazismo, inaugurado en abril de 1967

En el final del campo se eleva un Monumento Internacional de las Victimas del Nazismo, inaugurado en abril de 1967

Monumento Internacional de las Victimas del Nazismo, inaugurado en abril de 1967

Casualmente esta construido este Monumento encima de los crematorios II y III

Todo el complejo de destrucción humana derruido por los NazisEntre las ruinas es posible distinguir un vestuario subterráneo donde se desnudaban los condenados a muerte, una cámara de gas, así como los restos de cinco hornos crematorios, y raíles sobre los que eran transportados los cadáveres. Los que trabajan en estos crematorios eran normalmente los mismos prisioneros, estos tenían una serie de privilegios (como dormir separados del resto), pero sin embargo al tiempo, para proteger el secreto de los crematorios, los mataban también.

 

Aquí de nuevo la famosa escena de la separación de familias

Aquí de nuevo la famosa escena de la separación de familias

Momento histórico en un lugar histórico

Y nos despedimos de este lugar histórico con la sensación de haber viajado en el pasado.  Serían las 15:30 horas, y nuestra guía ya se había marchado, hacía un frío terrible, a pesar de lo bien que estábamos preparados para la ocasión. Nos montamos en el coche y comimos-cenamos algo en un restaurante típico polaco que estaba en la orilla de la carretera, una cabaña preciosa de madera con lunes navideñas y un muñeco de nieve.

 

Cuenco de sopa hecho de pan

El grupo cenando después de un intenso díaCenamos un famoso caldo polaco (y es que con tanto frío tienen muchos tipos de caldo) que estaba muy bueno, con carne, y dentro de un pan que hacia la función de cuenco.

Y después de un día tan emocionante, se nos hicieron las tantas de la noche hasta que abandonamos para marcharnos a casa, seguir escribiendo líneas en el blog, y descansar para mañana…seguir visitando la fantástica Cracovia.

Gracias de nuevo a Sandra y Kasia por habernos llevado en coche a ver Auschwitz, por ese gran desayuno, por su hospitalidad, y por dejarnos su apartamento para pasar estas noches. ¡¡Mil gracias!!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*