El Castillo Real, La Catedral de Wawel, el río Vístula y el barrio judío

El Castillo Real, La Catedral de Wawel, el río Vístula y el barrio judío

El Castillo Real, La Catedral de Wawel, el río Vístula y el barrio judío

En el ascensor del piso de KasiaBuenos y últimos días, hoy es nuestro final del viaje, ya que mañana supone levantarse para recoger e ir al aeropuerto, con lo que hoy vamos a aprovechar a conocer mas historia de Cracovia, gracias a nuestra amiga Kasia. Mientras, Sandra tuvo que marcharse bien temprano para estar en el bautizo de su sobrino, por lo que le llevaría toda la mañana, reuniéndonos con ella mas tarde.

Pasamos por el apartamento de Kasia para dejar su coche cerca de casa y movernos en taxi hasta el centro, ya que en Polonia no existe  una tasa de alcohol permitida, directamente debe de ser «0,0», por lo que nadie, nadie…puede probar una gota de alcohol mientras tenga que conducir.

Serían las 13:00 horas entre unas cosas y otras cuando pensamos que para poder seguir combatiendo el frío, la mejor manera sería comiendo bien y bebiendo alguna que otra «pivo» (cerveza), así que Kasia nos llevó a un sitio espectacular, donde comimos gastronómicamente genial y a muy buen precio, el sitio se llama TRUFLA (Grill Pasta i Basta), y está en la calle: «Sw. Tomasza, 2«, por si queréis ir alguna vez.

Comiendo en Trufla

Carne de pato con salsa

Carne de pato con salsa 

Siempre dejo una buena seña del arte culinario de cada zona y en esta ocasión no iba a ser menos, por que no hay nada como disfrutar con buena compañía de un plato delicioso. Repetimos plato de solomillo con patatas, mas cervezas, vino tinto, postre, pan casero y un plato al centro de embutido por menos de 15€ por persona, no está nada mal, ¿no?

Ya estábamos preparados para ver el Castillo Real y la Catedral de Wawel, y nos pusimos en marcha a pesar de los -9º del momento. De camino nos encontramos con una de las iglesias de Cracovia, donde tienen sus propias orquestas santas.

Los 12 Apóstoles guardan la entrada

Los 12 Apóstoles guardan la entrada

Cruzamos la calle mas antigua de Cracovia y tenemos La Catedral de Wawel detrás nuestro

Cruzamos la calle mas antigua de Cracovia y tenemos La Catedral de Wawel detrás nuestro

Subimos hasta la plaza que divide el Castillo de la Catedral

Subimos hasta la plaza que divide el Castillo de la Catedral

Antes de subir una de las frías avenidas de Cracovia

Antes de subir una de las frías avenidas de Cracovia

 

La catedral de Wawel

Wawel es el nombre de la colina y en él están los reyes de Polonia y algunos polacos célebres enterrados en la Catedral, que ha acogido a lo largo de la historia numerosas coronaciones.

El Castillo Real

Castillo Real 

El río Vístula que se encuentra en uno de los laterales de la colina de Wawel

El río Vístula que se encuentra en uno de los laterales de la colina de Wawel

El río mas importante de Polonia y uno de los principales de Europa oriental

El río mas importante de Polonia y uno de los principales de Europa oriental, con una longitud de 1.070 km

Uno de los sitios históricos de la ciudad, y emblemático para todo Polaco. Después bajamos la colina de nuevo y fuimos a la Plaza Mayor para reencontrarnos con Sandra allí, la esperamos en el mercado que tenían montado como buen domingo.

Esquí para los mas pequeños en la Plaza Mayor

Una pequeña pista de esquí para los mas peques estaba montada en la Plaza Mayor

Mercadillo dentro de la Plaza Mayor

Dentro de la Plaza hay un pasillo techado con tiendas de souvenirs de la ciudad

Llegó Sandra estando allí nosotros, y entre el frío que hacia, y la imposibilidad que ha tenido durante todo el día de beber algo «caliente» para evitar el frío por que tenía que conducir, fuimos directos a un bar que suelen frecuentar ellas para seguir «pasándolo mal«.

Uno de los bares escondidos de Cracovia

Entramos en un pasillo, subimos una escaleras, giramos a la derecha y abrimos esta puerta

Decoración del bar

Un local peculiar, ambientado y cómodo

El bar no deja indiferente a nadie

Isra y Bartron camuflándose en el local

Isra y Bartron camuflándose en el local

Kasia y Sandra a la luz de la vela

Kasia y Sandra a la luz de la vela

Combatiendo el frío polaco

Mas agusto que un arbusto

Demasiado bajo para el artistaPara que la gente comprenda bien por que no pasamos tanto frío, ya lo estaréis comprendiendo…el secreto es meterse en un bar cada 2 o 3 horas, y salir a las 3 cervezas y 2 vodkas, Cracovia no es tan fría así te lo digo yo. Así que para no perder la costumbre, y viendo que disfrutábamos mucho con la comida polaca, nos fuimos a cenar a un lugar típico del barrio judío.

En el barrio de Kazimierz vemos el ambiente típico de un barrio judío, con sus calles estrechas y sus sinagogas, pero que con el paso del tiempo, y sobre todo de la colonización nazi, ha experimentado un renacer y se ha convertido en una zona de ambiente nocturno e índole cultural, con restaurantes y cafés concurridos. Fuimos a cenar a un lugar muy especial para las chicas, ya que suelen venir a menudo sobre todo por las pizzas que salen de sus hornos. El local está decorado de instrumentos y notas musicales, por lo que Israel se encontraba en su «salsa«.

"Clave de Sol" para este lugar

«Clave de Sol» para este lugar

Una vez cenados, fuimos a un par de bares para ver si encontrábamos ambiente festivo, pero entre el frío y el domingo, no encontramos ningún sitio en condiciones, y por supuesto, para un local que encontramos con música y buen ambiente, no nos dejaron entrar por que nos dijeron que era una fiesta privada…no hay manera.

Así que nos tomamos la última cerveza del viaje, y nos fuimos al apartamento para descansar y empezar el día de mañana con energía, ya que nos esperaba una larga jornada.


De vuelta a casa:

Son las ‘8:30 horas, suena la alarma de nuestros móviles, y nos ponemos las pilas, organizamos las maletas, ordenamos la casa y desayunamos y sobre las 10:15 horas nos marchamos del apartamento, y abajo están nuestras amigas Sandra y Kasia, nos despedimos de Kasia, que es la primera en marcharse…

Gracias por todo

Gracias chicas, ¡¡you are the best!!

El protocolo de actuación para entrar en el coche todas las mañanas

El protocolo de actuación

Kasia se marcha, mientras nosotros seguimos limpiando el coche de nieve

¡¡¡Adioooos Kasiaaaa!!!

De camino a Murcia

Sandra nos acerca hasta el aeropuerto

Gracias por todo Sandra, ¡¡un abrazo!!

Gracias por todo Sandra, ¡¡un abrazo!!

Llegamos sin problemas de tiempo, y solo queda esperar que la maleta de Isra no vuelva a tener problemas para embarcar, vamos a la puerta de embarque Nº5, termina nuestra fila, pasamos todos, hasta la maleta de Isra y nos metemos en el avión, y como siempre, un desastre de organización, nuestros sitios y el de todo el mundo en el avión estaban ocupados, por lo que el juego consiste en «siéntate donde puedas«, así que tuve que dejar la maleta y el abrigo en el compartimento del asiento número 14 y sentarme finalmente en el asiento Nº2, al principio del avión, junto con Dimitry, un ucraniano de 22 años que era el doble que yo.

Hasta pronto Polonia

Hasta la vista Cracovia

Volando rumbo a casa

A 10.000 km de altura, volvemos a Alicante

Llegamos puntuales, no, incluso llegamos 15 minutos antes de lo establecido, y en la misma puerta de la planta 2º nos recoge el mini bus de aupapark y cruzamos el extremo de los -12º cracovianos a los 19º en Alicante (Spain is diferent)Pagamos los 21€ de las 4 noches y vuelta a Murcia. Llegamos a nuestras casas sobre las 16:00 horas, y sin descansar Israel y yo, a defensa personal para que no pare el ritmo.

Con la grata sensación de un viaje excepcional pero con la tristeza de haber pasado ante nuestros ojos como un rayo, sólo nos queda mirar para atrás y agradecer sobre todo a nuestras anfitrionas su esfuerzo y dedicación para que nos sintiéramos como en casa, una vez mas, SANDRAKASIA ZUZA ¡¡¡mil gracias!!!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*