La catedral de Lausanne y el lago Lemán de Ginebra

La catedral de Lausanne y el lago Lemán de Ginebra

La catedral de Lausanne y el lago Lemán de Ginebra

Desayunando en LausanneBonito despertar en Lausanne, las 10:00 am, Marie nos despierta suavemente corriendo las cortinas lentamente, habíamos dormido en la habitación contigua a la suya, donde esta la cocina…un sofá cama desplegable muy cómodo por cierto.

La catedral de Lausanne  y el lago Lemán de Ginebra

La mañana prometía, iríamos de visita por el casco antiguo de la ciudad, así que teníamos que aprovechar el día, lo primero…desayuno en condiciones, cereales, huevo frito, leche, queso y mantequilla con un pan de molde dulce y sabroso…y con las preciosas vistas del piso de Marie.

Recogemos las cosas, todo preparado por que la próxima vez que entrásemos a esta casa sería para coger las maletas y marcharnos de nuevo a Ginebra, así que emprendimos la ruta, el paseo matutino por Lausanne, hacía un día estupendo, ni frío ni calor.

De camino tuve la necesidad imperiosa, además de ser animado a ello, de hacerme una foto con uno de los coches de la policía local que había cerca de la Catedral.

Coche policial de Lausanne (Suiza)

Coche policial de Lausanne (Suiza)

Llegamos a la Catedral mejor conservada en estilo gótico de Suiza, en perfectas condiciones, preciosa por dentro y por fuera, aprovechamos y subimos hasta el campanario, sino mal recuerdo tuvimos que pagar la entrada, tampoco era muy cara, os mentiría pero no recuerdo cuanto fue, pero las vistas desde arriba son impresionantes.

Un robado fotográfico en la torre de la Catedral de Lausanne

Un robado fotográfico en la torre de la Catedral de Lausanne

Justamente ahí arriba, a Marie la llamaron por teléfono, era otro amiga suya que desde arriba veíamos perfectamente, caminando hacia la catedral, para conocernos, se trataba de otra compañera de trabajo mas, cuyo hermano por cierto era Policía en Ginebra…otro encanto de chica que fue muy amable con nosotros en todo momento, bajamos de la Catedral, y nada mas verla me presente como «cucú» y es que me hizo mucha gracia como Marie, al hablar por teléfono con ella, en vez de decir «Alo, hola, ciao», empezaba saludando diciendo «cucú», así que mejor manera de romper el hielo no había jaja…Fuimos a un bar que había en uno de los laterales de la catedral, un bar deportivo donde la gente joven ve los partidos de rugby sobre todo, y puesto que no teníamos manera de sentarnos, nos bajamos a una plaza a tomarnos las cervezas.

Mas visitas inesperadas

Mas visitas inesperadas

Serían las 16:00 horas, y el tiempo se nos echaba encima…como os dije, era nuestro peor enemigo, así que la amiga de Marie, tuvo la gentileza de llevarnos en coche hasta la casa de Marie, para coger las maletas y acto seguido dejarnos en la estación de tren para regresar a Ginebra.

Siempre te alegra ver presente a tu país cuando estas fuera de casa...pero que te recuerden por esto

Siempre te alegra ver presente a tu país cuando estas fuera de casa…pero que te recuerden por esto

Con mucha pena, nos despedimos en la estación de Marie, desde aquí le agradecemos todo lo vivido con y gracias a ella, y le recordamos que tiene en Murcia (España) «su casa«.

De vuelta a Ginebra, echamos la vista atrás y dejamos muchas anécdotas y vivencias, a un grupo de personas muy agradable y simpático, una ciudad preciosa alrededor de un monte y un lago espectacular…y el dulce sabor de que has aprovechado el tiempo lo mejor que has podido.

Llegamos a Ginebra, una hora de trayecto, nos queda el ultimo cartucho del viaje, recorrer todo lo que podamos esta famosa ciudad europea, dejamos en el hotel las maletas y bajamos corriendo para ver de nuevo ese puerto tan bonito que tiene Ginebra, y allí, íbamos a conocer a Lorenzo, cual callejeros, lo vemos aparecer en su bicicleta, y la primera sensación es como si lo conociera de toda la vida, un chico muy llano y sencillo, de los que da gusto conocer, ya habíamos hablado recientemente a través de internet, y le pregunto por su reciente viaje a Qatar, Lorenzo trabaja en la ONU, en el departamento de Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD o UNCTAD). Si quieres saber mas sobre este día pincha aquí.

Quedamos con Lorenzo en el cruce de la Rue du Mont-Blanc, en la esquina del mismo edificio enorme de la marca «ROLEX«. Mientras lo esperamos un grupo de «piratas» suizos están intentando timar a los turistas con el mítico juego de «¿adivina donde está la pelotita?» «¿en cual de los 3 vasos se encuentra»?…quisieron que participáramos nosotros pero no entramos al trapo, y rápidamente dieron el agua por la presencia policial y huyeron todos…incluso varios personajes del publico que estaban con ellos en el espectáculo.

Lorenzo llega…con su bicicleta como medio de transporte, nos ve y esboza una sonrisa que nos acompaño durante toda su presencia, se baja de su bici, se presenta y acto seguido comenzamos a andar a su merced…nos dirigíamos al casco antiguo…y aquí os dejo una serie de «pictures» del momento.

Jet D'eau

Jet D’eau

Cathedral du Saint Pierre

Cathedral du Saint Pierre

En el Pont de Bergues, esta hermosa estampa que se divisa a traves de los barrotes del mismisimo puente

En el Pont de Bergues, esta hermosa estampa que se divisa a traves de los barrotes del mismísimo puente

El mismo puerto del Lago llamado Mont- Blanc, en el fondo uno de los tantos barcos que te cruzan de un lado para otro

El mismo puerto del Lago llamado Mont- Blanc, en el fondo uno de los tantos barcos que te cruzan de un lado para otro

Después de una placentera caminada con nuestro amigo Lorenzo, donde recorrimos la parte mas cercana del casco antiguo,  estuvimos hablando largo y tendido de nuestras diferencias a nivel nacional – político, y fue muy interesante saber el punto de vista de un chileno, residente en Ginebra, trabajador en la ONU, sobre «nuestra» crisis, y la situación que se vive en Suiza al respecto.

Se nos hizo la hora de cenar, y paseando por el puerto, Lorenzo nos llevo a un lugar, en el Jeteé des Pâquis donde se come un gran fondue de queso, y no estaba bueno…estaba sublime, eso si…una fondue de queso para 3, una botella de vino para acompañar y pan para mojar (todo el que quisieses), nos costó friolera de 90€pero que nos quiten lo bailao‘.

Lorenzo nos sorprendió con grandes detalles para nosotros, y es que a Aimara le obsequió con unos lápices hechos de forma reciclada y a mi un libro de fotografías árabe y una navaja suiza con el emblema del CERN (que pena que no tuvimos tiempo de ir), se lo agradecemos enormemente.

Fue una noche muy agradable con Loren, es un placer poder conocer a gente tan amable y simpática como nuestro amigo chileno Lorenzo, al que esperamos con los brazos abiertos en España para su disfrute y el nuestro.

Puesto que nosotros estábamos muy cansados del día y Loren tenía que trabajar al día siguiente, nos despedimos de él hasta mañana al medio día, donde lo veríamos en nada menos que en los edificios de la Organización de las Naciones Unidas, así como críos pequeños, nos acostamos pronto como si a la espera de los Reyes Magos se trataran, para que se hiciese pronto de día y tener la oportunidad de ver tales instalaciones de relevante importancia…así que nos despedimos hasta mañana, ¡bonne nuit!

Si te ha gustado este post no dudes en darme un like en el login defacebook, ¡merci!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*