Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
El retiro tropical vietnamita se llama: isla de Phu Quoc

El retiro tropical vietnamita se llama: isla de Phu Quoc

La isla de Phu Quoc es un lugar estrella dentro de Vietnam, ¿pero porque?, ¿que tiene esta isla para incluirla dentro de tu planning de viaje?, te lo cuento todo en este post a través de nuestra experiencia, aunque lee atentamente, ya que no todo fue como esperábamos.

El retiro tropical vietnamita se llama: isla de Phu Quoc

Phu Quoc se encuentra en el golfo de Tailandia a tan sólo 15 km de la costa de Camboya y a 45 de la de Tailandia. No es de extrañar que los países que la rondan se la rifen históricamente, obligando a los vietnamitas a crear una base militar en ella. Phu Quoc es la isla más grande del país, su extensión es similar a la de Singapur, y tiene un archipiélago de islas al sur que la hacen ser, uno de los destinos más golosos para las lunas de miel vietnamitas e incluso de viajes de estudios.

¿Qué fecha es la recomendable para ir?

Como el gran porcentaje de los mortales europeos, nuestras vacaciones fueron en agosto, y le destinamos a la isla un total de 5 días, pero con el riesgo de que nos pillasen lluvias al llegar en medio de la temporada del paraguas, ¡y así fue! de los 5 días, 3 fueron pasados por agua y mal tiempo. Por lo que te recomiendo que si vas a la isla no sea en esta época, ya que te arriesgas a encontrarte con días de playa pasados por agua y cielos nubosos. 

  • Temporada de lluvia: de finales de mayo a octubre.
  • Temporada idónea: diciembre y enero.
  • Temporada seca y calurosa: abril y mayo.

¿Cómo llego a la isla?

  • En barco: hay barcos que conectan desde Hà Tiên hasta el puerto de Đá Chõng e incluso ferrys que cargan con automóviles por si quieres llegar con tu transporte. Hay que llevar cuidado entre junio y septiembre ya que hay mala mar.
  • En avión: nosotros volamos desde Ho Chi Minh, ya que hay muchas mas combinaciones de vuelos desde allí, aunque también hay opciones desde Can Tho, Hanoi e incluso desde Singapur. Es recomendable reservar con antelación en temporada alta.

Nuestra habitación en el Cottage Village

¿Dónde puedo dormir?

La población está concentrada en el pueblo de Duong Dong, allí hay multitud de lugares, nosotros encontramos una buena oferta alejados del centro, quisimos pasar noche cerca de la playa y elegimos un hotel cercano a la playa de Ong Lang (playa de la que te hablaré mas adelante), llamado Cottage Village, a unos 20 minutos en moto de Duong Dong y a 12/15€ la noche/persona (con el desayuno incluido). El hotel tiene piscina en su interior, te prestan bicicletas si lo necesitas y el alquiler de la motocicleta.

 

¿Qué se puede hacer en Phu Quoc?

Pues a pesar del mal tiempo, Phu Quoc nos dejó un buen sabor de boca, aunque nos fuimos con la sensación de que la isla propone mucho más de lo que nosotros pudimos disfrutar, así que te enumero aquí cuales son los platos fuertes de este bonito lugar:

Si vas en moto, ¡mucho más divertido!

Alquila una moto

No tendrás mas remedio que recorrer la isla en moto, ¿Por qué? porque la isla tiene unos 53 km de largo, así lo más práctico es pagar unos 8/10€ al día por una motocicleta, además la isla merece la pena ser recorrida de cabo a rabo y cruzar por el Parque Nacional, que ocupa así como el 70% de la isla.

Submarinismo

Si elegimos además este lugar en nuestro itinerario viajero, fue por que Phu Quoc es el mejor lugar para bucear, sobre todo el pequeño archipiélago de islas que hay al sur, nosotros nos quedamos con las ganas de probar esa experiencia. La mejor fecha, de diciembre a enero.

Visita las pequeñas islas del sur de Phu Quoc

De los mejor sin duda, la visita a las pequeñas islas paradisíacas de Phu Quoc. Aprovechamos los últimos dos días que hicieron bueno para disfrutar de la actividad estrella para nuestro gusto. A través de la empresa John’s tours pasamos un día increíble haciendo snorkel en los arrecifes de coral, paseando por islas de ensueño, descansando en hamacas bebiendo agua de coco y disfrutando del paseo en ferry entre las aguas de color turquesa.

Móng Tay beach

Las playas de Ong Lang, Thom y Sao

Si tuviéramos que destacar 3 playas, serían estas en especial, ¿pero por qué?.

  • Ong Lang beach: esta playa la teníamos a escasos minutos en bici de donde estábamos alojados y a pesar del tiempo, nos gustó su estado salvaje, un paseo a primera hora de la mañana por esta playa te hará tener seguro un buen día.
  • Thom beach: esta playa se encuentra en el nordeste de la isla y también nos cautivo, muy tranquila y relajada, para llegar a ella debes de cruzar el Parque Nacional, lo que la hace más especial. Una vez allí, hay una micro isla que tiene acceso cuando la marea baja por una pasarela hecha de madera.
  • Sao beach: situada al sureste de la isla, a pocos kilómetros del puerto de An Thoi, esta zona de playa alberga mucho turismo ya que desde aquí salen todos los ferrys hacia las islas del sur. Ademas, en ella se encuentran varios restaurantes y multitud de actividades, como tours en motos de agua y kayak.

Ong beach a vista de pájaro

Thom beach

El mercado nocturno de Dinh Cao

Sin duda alguna, hay que visitar el mercado de la isla, se encuentra en el mismo pueblo de Duong Dong y es el mejor lugar para degustar la comida local, y si encima eres amante del buen marisco a buen precio, este lugar debe de ser un punto de visita obligada.

Momentos del mercado nocturno en Duong Dong

La prisión del Cocotero

Además, la isla tiene otros intereses que no quiero pasar por alto, para los que estañen interesados en la historia de la guerra de Vietnam, la isla, como buen resort, también formó parte de ella y los americanos aprovecharon una prisión creada por la colonia francesa llamada Coconut, que albergó a nada menos que a unos 40.000 integrantes del Viet Cong. La prisión está abierta al público y tiene a muñecos como figurantes simulando su puesto de antaño.

Entre rejas en la abandonada prisión del Cocotero

Espero que te sea de ayuda esta breve guía, la isla merece una oportunidad, recorrerla en moto fue una delicia. Por último te dejo el vídeo de la experiencia, por si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo ni te cuento.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*