Visita La Calzada del Gigante y el peligroso puente de Carrick-a-Rede Rope Bridge

Visita La Calzada del Gigante y el peligroso puente de Carrick-a-Rede Rope Bridge

Visita La Calzada del Gigante y el peligroso puente de Carrick-a-Rede Rope Bridge

Desde que Jorge me dijo que veríamos un lugar espectacular en Irlanda del Norte, llamado La Calzada del Gigante, me puse a leer y explorar sobre este curioso escenario y su característico título, y si tuviera que convencerte con una sola frase para que no te perdieras esta «calzada» particular, sería diciéndote que es una maravilla geológica declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, envuelta en una leyenda de gigantes. Además, a pocos kilómetros, se encuentra Carrick-a-rede Rope Bridge, un puente colgante suspendido a 24 metros de altura, y que une a una isla pequeña.

 

Visita La Calzada del Gigante

 

  • Las historias
Forma hexagonal

Forma hexagonal

La Calzada del Gigante está envuelta en mitos e historias fabulosas. Según ellas, la calzada fue construida con rocas de la costa por el poderoso gigante Finn McCool, que nos legó un enclave rico en leyendas.

La gente de aquí cree que, entre los hexágonos, esas fantásticas formaciones rocosas azotadas por el mar, se esconde verdadera magia. Quizá no la notes al principio, pero cuando contemples las piedras de cerca, descubras sus leyendas, como: El Camello, la bota del Gigante, o su mayor enemigo, el gigante Benanndoner, en Escocia.

¿Cómo cuenta la leyenda la formación de la gran calzada?

Dicen que el gigante Finn McCool construyó está calzada para llegar a Escocia. Pero su estructura actual se formó cuando Finn desafió a su enemigo Benannndoner a batirse en duelo con él. Cuando Bennandoner fue en su busquedad y Finn se dio cuenta lo gigante que era, salió corriendo, y se metió en su casa con su mujer. A esta se le ocurrió disfrazarlo de bebe y meterlo en una cama. Cuando Bennandoner llego a la casa, llamo a la puerta y preguntó a su mujer por Finn, esta dijo que estaba fuera de momento y le hizo pasar a esperarlo. Bennandoner, cuando se fijo en el tamaño enorme del bebe que tenían en casa, pensó que si el bebe era tan grande, Finn debía de ser el triple que él, entonces huyó corriendo hasta Escocia, y con sus pisotones destrozo la calzada que había construido Finn, dejándola con esta forma.

La Calzada de los Gigantes

La Calzada de los Gigantes

La bota del gigante

Una de las historias que cuentan sobre el gigante es que en este lugar se dejo una de sus botas, y a juzgar por su tamaño usaría un 93 mas o menos y mediría unos 16 metros de alto. Por otro lado, los geólogos tienen otra teoría menos soñadora, y dicen que posiblemente fuese arrastrada hace cientos de años por un glaciar.

La bota del Gigante

La bota del Gigante

El Camello

En la brecha del viento se encuentra El Camello acostado, apoyado en las patas delanteras. Y es que la leyenda cuenta que una noche, estaba en el pueblo y se le hacía tarde para llegar a casa. Como no había un animal lo suficientemente grande para él, le dejaron este camello que le serviría perfectamente para su regreso. Desde esa noche, fueron inseparables.

El Camello

El Camello

 

  • La ciencia

¿Qué dice la ciencia sobre La Calzada del Gigante?, pues que no es de extrañar que este paraje haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es una maravilla geológica con mas de 40.000 columnas de basalto, producto de una intensa actividad geológica y volcánica.

La «calzada» nos permite asomarnos al pasado mas ancestral de la Tierra. Un épico legado que debemos al enfriamiento de sucesivos flujos de lava hace 60 millones de años.

Panorámica de La Calzada de los Gigantes

Panorámica de La Calzada de los Gigantes

 

  • Carrick-a-Rede Rope Bridge

Una vez allí no te cuesta nada recorrer unos kilómetros mas para ver uno de los lugares mas turísticos de Irlanda del Norte, el puente de Carrick-a-Rede Rope Bridge, situado a 24 metros de altura del nivel mar, une a otra isla pequeña que tiene una pesquería de salmones. Para llegar a ella no hay que pagar entrada alguna, pero eso si, si quieres cruzarla tendrás que pagar previamente unos 8€ en una caseta situada a 1,5 kilómetros de distancia del puente, merece la pena sólo por las vistas y paisajes que te dejan ver sus acantilados y verdes montañas.

El puente de Carrick-a-Rede detrás de Antonio y Jorge fotografiándose ante los acantilados

Carrick-a-Rede Rope Bridge

Carrick-a-Rede Rope Bridge

 

  • ¿Cómo ir?

 Excursión de un día desde Dublín

Si viajas a Dublín puedes destinar un día entero a ver esta maravilla de lugar programando la excursión en la web de viator, la ruta costaría unos 65€ y el itinerarios sería el siguiente:

  • Salida desde Dublín a primera hora de la mañana
  • Ruta por el sendero hasta llegar al puente de Carrick-a-rede
  • Excursión a La Calzada del Gigante
  • Visita corta por las Belfast
  • Llegada a Dublín a primera hora de la tarde.

– Excursión de un día desde Belfast

Desde Belfast naturalmente es mas económico, desde los 23€ tienes la ruta completa a través de la web get your guide:

  • Servicio de recogida al hotel
  • Ruta por el sendero hasta llegar al puente de Carrick-a-rede
  • Excursión a La Calzada del Gigante
  • Entrada al Centro de Visitantes de la Destilería de Bushmills

– Si vas por tu cuenta

Para aquellos que sean mas autónomos y tengan ganas de ir a su aire, pueden alquilar un día de coche como hicimos nosotros, nos costó unos 22€ el día en webs como autoeurope saliendo desde Dublín. Una vez en La Calzada del Gigante, la entrada cuesta unos 12€ con el parking incluido.

Además, la experiencia de conducir con el volante en la derecha y por el carril de la izquierda es otra actividad mas

Además, la experiencia de conducir con el volante en la derecha y por el carril de la izquierda es otra actividad mas

Espero que os haya gustado esta lugar tan curioso a la vez que mágico, sin duda, uno de esos sitios que merece la pena visitar una vez en la vida, ya sea por su historia geológica, o por sus historias de leyenda.

Antonio y Jorge en "La Calzada del Gigante"

Antonio y Jorge en «La Calzada del Gigante»

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*