La Quebrada de Humahuaca – Patrimonio de la Humanidad

La Quebrada de Humahuaca – Patrimonio de la Humanidad

La Quebrada de Humahuaca – Patrimonio de la Humanidad

Hacemos un salto al noroeste de Argentina para mudarnos de Puerto Iguazú hasta Salta, en avión, unas dos horas hasta llegar a la Provincia de Salta, la sexta ciudad mas grande del país. Al salir del aeropuerto de Salta nos encontraríamos con Adrian, empleado de la empresa que nos llevaría hasta Jujuy en coche, llamada Agencia Corpachac, gestionada por Patricia y Santiago, teniendo su sede en la misma Jujuy. A través de ellos tendríamos programados los días por Jujuy y los traslados al aeropuerto.

Estas dos provincias son las mas visitadas por los turistas después de Iguazú, la Patagonia y Buenos Aires. Jujuy se sitúa en el extremo norte de la República Argentina. Limita con Bolivia y Chile por en el norte y el oeste, respectivamente y con la Provincia de Salta por el sur y el este.

La Provincia de Jujuy se encuentra atravesada por el Trópico de Capricornio, que veréis mas adelante, y una de sus principales características son sus variaciones de altura, pues se encuentran localidades entre los 350 y los 3.800 metros de altura.

Esta dividida en cuatro circuitos turísticos clásicos en Jujuy: la Quebrada de Humahuaca, la Puna, las Yungas y los Valles, nosotros visitaremos las dos primeras para llegar hasta Bolivia.

Mapa territorial de la Provincia de Jujuy

Mapa territorial de la Provincia de Jujuy, cruzamos desde S.S. de Jujuy hasta La Quiaca

Adrían nos dirige a la Hostería Altos del Molle, nuestro próximo hogar, situado en lo alto del Barrio Los Perales, una Hostería muy especial, y digo especial porque está regentada por amigos de mi familia, mi hermana estuvo visitando hace años estos lugares que yo ahora estoy explorando, y estoy a mas 12.000 kilómetros de casa, como si estuviera en ella.

Nos ponemos rumbo hacia el norte de Argentina, para llegar a La Quiaca, pueblo fronterizo con Bolivia y pasamos por la famosa carretera panamericana (ruta 9), que cruza toda América desde Buenos Aires hasta Alaska, unos 25.800 kilómetros de largo.

Dejamos Jujuy a unos 1.000 metros de altura para alcanzar al final del día los 3.800 metros, para ello pasamos por una de las zonas mas históricas, antropológica y geológicas de Argentina, la Quebrada de Humahuaca.

La Quebrada de Humahuaca – Patrimonio de la Humanidad 

La Quebrada de Humahuaca es un extenso valle montañoso de perfil asimétrico de 155 kilómetros de longitud, que corre en dirección Norte a Sur y constituye un sistema Patrimonial de características excepcionales. En el año 2003, la Quebrada de Humahuaca fue declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad en la categoría de Paisaje Cultural. Por el camino nos detenemos en una serie de pueblos totalmente auténticos, los de la Argentina profunda, que poseen estos paisajes culturales que le dan esa consideración mundial.

Purmamarca

Nombre que en lengua Aymara significa «Pueblo de la Tierra Virgen«. El poblado se caracteriza por el trazado urbano en torno a su Iglesia de estilo clásico que data de 1.648 y fuera declarada Monumento Histórico Nacional. Su plaza principal, inundada de artesanías y los colores de su gastronomía.

Panorámica de Pulmamarca, con el Cerro Siete colores al fondo

Panorámica de Pulmamarca, con el Cerro Siete colores al fondo

En Purmamarca se puede contemplar el Cerro de Siete Colores, una montaña singular que históricamente ha ido formándose con esos colores que destacan sus edades geológicas y la hacen muy especial para todo viajero.

Tilcara

Conocida como la capital arqueológica de la Provincia, se destaca por su ubicación privilegiada en la Quebrada de Humahuaca, Patrimonio de la Humanidad.  Ofrece un amplio abanico de actividades, entre ellas su Jardín Botánico de Altura, que está dentro del poblado histórico y restaurado de Pulcará.

El Pulcará de Tilcara es uno de esos poblados arqueológicos que fueron ocupados en tiempos prehispánicos. La gente que habitó en Pulcará eran conocidos como Tilcaras. Es posible que hasta la llegada del europeo, este poblado funcionara como una de las principales cabeceras políticas de la Región, en incluso en tiempos del Inca, como capital de una de las Provincias del sur que conformaron el Imperio.

Este monumento que os muestro a continuación se encuentra en el punto mas alto de las ruinas, a 2.500 metros sobre el nivel del mar. La pirámide fue construida para homenajear a tres investigadores quienes realizaron importantes trabajos no solo en Pulcará, sino también en otros sitios de la Quebrada. Las viviendas que rodean este sector fueron reconstruidas por la década de los cincuenta.

Panorámica de la pirámide trunca que se construyo para homenajear a tres investigadores

Panorámica de la pirámide trunca que se construyo para homenajear a tres investigadores

Las vistas que dejan la plataforma de piedra que esta a 2.500 metros de altura son espectaculares

Una de los principales animales que se ven por estas tierras es la llama, utilizaba en antaño como animal de carga y transporte. Desde aproximadamente 4.500 años antes de Cristo se produjo el proceso de domesticación de animales y plantas. De esta manera la llama pasó a ocupar un lugar importantísimo para las sociedad que habitan en la región. Las caravanas de llamas eran muy habituales en estos tiempos y actualmente por desgracia ya no suelen verse.

Maimara

En lengua Aymara significa «Estrella que cae«, es un pequeño pueblo poblado ubicado en el corazón de la Quebrada, donde predominan cultivos de hortalizas y flores, que brindan un colorido particular que se fusiona con el paisaje. Sobre la ladera oriental del Valle del Río Grande se encuentra la «Paleta del Pintor» – formación de cerros destacada por maravillosos matices- que enmarca a esta villa veraniega.

Panorámica de Maimara con el cerro llamado "Paleta de Pintor" al fondo

Panorámica de Maimara con el cerro llamado «Paleta de Pintor» al fondo

De camino vemos una formación montañosa que es llamada "la Falda" ¿os imagináis por qué no?

De camino vemos una formación montañosa que es llamada «la Falda» ¿os imagináis por qué no?

Huamahuaca

Capital histórica de la Quebrada, conserva pintorescas callecitas empedradas, que iluminadas por faroles de hierro forjado, evocan a tiempos coloniales. Su Iglesia, declarada Monumento Histórico Nacional, data del año 1.641 y contiene una torre reloj desde donde cada mediodía sale la imagen de San Francisco Solano a bendecir al pueblo. El icono de esta ciudad empedrada es el «Monumento a los Héroes de la Independencia y al Ejercito del Norte«, homenaje a los nativos de la Quebrada por su lucha por la independencia.

Monumento a los Héroes de la Independencia y al Ejercito del Norte – Plaza de la Iglesia

¿Dónde comimos en Humahuaca?

IMG_6249 (Copy)Quiero hacer una especial mención al lugar donde comimos, a través de nuestro guía Adrian, fuimos a un lugar llamado El Patio de Lucia, un rinconcito de Humahuaca donde puedes comer sabrosa carne de llama, empanadillas criollas y mucho mas, y lo mas curioso es que el negocio lo lleva una almeriense llamada Sonia junto a su marido Facundo.

Mientras comíamos con el servicio andaluz que tiene la gracia del sur de España, Martina, su hija, hacía de fotógrafa oficial en la comida.

En la foto: Antonio, Martina (La fotógrafa), Soler, Facundo, Sonia y Mangeles

Rincones de El Patio de Lucia – Martina con las gafas de Mángeles

Seguimos la ruta por la panamericana rumbo a La Quiaca, y pasamos por el Trópico de Capricornio, donde se divide la parte subtropical del altiplano. Se le denomina «de Capricornio» porque en la antigüedad, cuando se producía el solsticio de verano en el hemisferio sur, el Sol estaba en la constelación de Capricornio. En la actualidad está en la constelación de Sagitario, pero el nombre trópico de Capricornio continúa siendo el aceptado por tradición.

IMG_6318 (Copy)Y después de 4 horas y 30 minutos, nuestro guía Adrián nos deja a 3.800 metros de altura, en el pueblo de La Quiaca, donde nos quedamos a dormir en el Hotel Munay, a unas cuatro cuadras (recuerda que aquí son cuadras y no calles) de la frontera con Bolivia. La Quiaca es una ciudad que tendrá alrededor de 50.000 habitantes, pueblos como todos los que hemos estado viendo por el camino, casas bajas, calles pedregosas y mucha historia.

Existen varias versiones sobre el origen del nombre de la localidad. La más difundida establece que quiaca deriva del Aymara «quisca», que significa «piedra cortante«, aunque otra versión sugiere que deriva de «kiyaca», «hoja de maíz«.

Mañana nos espera un gran día, cruzaremos a Bolivia para vivir una de las grandes y esperadas experiencias de este viaje, visitar el Salar de Uyuni, el desierto de sal mas extenso del mundo, y puesto que aquí se destila mucho el probar la hoja de coca para el mal de altura, que mejor que probar el te de coca, dicen que evita los mareos, te despierta y te regula el organismo abriendo los vasos dilatadores, a ver que tal está, gracias por estar como siempre, al otro lado de la pantalla.

Si te ha gustado este post no dudes en darme un like en el login de facebook, ¡ché muchas grasias!

¿Cómo es un viaje a Argentina?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*