Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recorrer Amsterdam en bici para luego perderla

Recorrer Amsterdam en bici para luego perderla

BicicletasDespués de pasear en nuestro primer día por la capital holandesa y ver lugares de interés como La Casa de Ana Frank, Begijnhof, la Plaza Dam, el Palacio Real y el Barrio Rojo en todo su  esplendor, hoy toca seguir disfrutándola en el medio de locomoción mas famoso y visto de Amsterdam: la bici.

Personalmente, me encanta siempre que el viaje lo permite, alquilar una bicicleta y atravesar las calles y lugares que me ofrece cada ciudad, así hice en New York y en San Francisco. Se estima que rondan unas 600.000 bicicletas para 765.000 habitantes, ya que el 60% de los desplazamientos que se realizan en la ciudad se efectúan en bicicleta.

¿Dónde alquilarla? 

Mirando guías y blogs, finalmente me decidí por ir a un sitio que me dio buen rollo, se llama: Frederic Rent a Bike, en Brouwersgracht 78. Está a 5 minutos andando de la estación central (Amsterdam CS), abierto todos los días de 9:00 a 17:30 horas y nosotros alquilamos por 24 horas a precio de 15€.

Frederic Rent a Bike

Frederic Rent a Bike

Una vez dejas tu DNI o pasaporte como depósito, en el lateral de la calle está el taller donde te dan tu bicicleta, te explica los dos seguros que tienes, el de toda la vida de cadena, y un seguro anti-robo que frena la rueda trasera. Si pinchas una rueda, hay una palabra útil que te ayudará: fietspomp = bomba de bicicleta.

Amsterdam es una ciudad llena de canales y puentes, lo que la hace llana y sencilla de recorrer, tiene carriles bici muy bien trazados y las normas de circulación se respetan casi siempre, por lo que automóviles, peatones y bicis deben de convivir cada día. Apenas se ven caídas, nosotros no vimos ninguna, algún susto que otro entre motos y bicis, pero ningún problema, respetando las normas y yendo como se debe no hay sorpresas.

Normas de circulación

Antaño la policía no eran tan permisiva y se denunciaba a los infractores viales, pero hoy en día están desbordados y no suelen denunciar todo lo que ven, priorizan…por lo que si te metes en una dirección prohibida (sin querer claro) y te encuentras de frente a la policía, no temas en exceso, los amsterdames cometen cientos de infracciones al día. Por otro lado, dos ciclistas no pueden circular de manera paralela en los carriles bici, no puedes llevar a nadie en el porta equipajes y no puedes circular por las zonas peatonales (hay que fijarse en las señales).

Carril bici en Amsterdam

Carril bici en Amsterdam

Bloemenmarkt: el mercado de flores de Amsterdam

La primera parada que hicimos en nuestro tour en bici fue en Bloemenmarkt. Aquí se encuentra el mercado de flores mas conocido de la ciudad. Los puestos del mercado se encuentran situados sobre barcazas atracadas a lo largo de las orillas del canal Singel. Fue fundado en 1862, entre las plazas de Koningsplein y Muntplein. Comprende 15 floristerías, donde turistas y holandeses vienen a comprar sus flores y plantas, para todo amante de la botánica es un lugar digno de ver, e incluso por si quieres comprar unas semillas de tulipanes como souvenir.

Canal Single y el mercado de las flores

Canal Single y el mercado de las flores

Mientras paseas por el mercado puedes encontrarte los mejores quesos, cervecerías, cafeterías, y mas souvenirs para aprovechar tu tiempo y sacar fotos como esta, la mezcla de colores y flores, ¡lo mejor!

Mercado de las Flores

Mercado de las Flores

Albert Cuypmarkt

Albert CuypmarktEl mercado mas grande de la ciudad, toda una calle llena de frutas, verduras, carnes, ropa y distintas culturas y nacionalidades que hacen este lugar un destino para todo turista y residente de Amsterdam. Se encuentra en la calle que lleva su mismo nombre, en Albert Cuypstraat, en honor a Albert Cuyp, un pintor holandés del siglo XVII.

Los horarios de apertura rondan desde las 9:00 hasta las 18:00 horas de lunes a sábado, con aproximadamente unos 250 puestos. Es uno de los mercados callejeros más grandes de Europa. Es por esta razón por la que se considera una importante atracción turística en Amsterdam.

Puedes encontrar desde golosinas con marihuana (que están malísimos por cierto) hasta tallas para enormes gigantes

¿Qué puedo comer que sea típico de Amsterdam?

Después de recorrernos todo el mercado decidimos comer algo antes de ir a nuestro siguiente destino, Voldenpark. Comimos en el Barrio de Jordan, un barrio muy holandés donde podrás encontrar restaurantes de comida típica holandesa, la cual no destaca mucho, pero si aproveché para probar un plato de la zona, el stamppot: verduras con puré de patatas en salsa y una salchicha de cerdo, esto, acompañado con una cerveza típica de 8% en alcohol, es una cerveza belga pero se estila mucho aquí, se llama Chouffe y tiene un enano barbudo canoso en la etiqueta.

El encanto de las fachadas de Amsterdam

Una de las cosas que mas me impresionaron de la ciudad, es su estética y distribución en cuanto a sus viviendas, la forma que tienen sus fachadas, la gran mayoría están ligeramente inclinadas hacia delante y hacia los lados, y ese fenómeno tan peculiar tiene una lógica explicación.

¿Por qué se inclinan hacia los lados?

Esa circunstancia no está hecha a propósito, por su construcción (hechas de madera) y los desprendimientos de tierra, producen esa malformación en las viviendas. De hecho, como hay un riesgo de caída, la ciudad tiene un sistema de control basado en fotografías realizadas a las fachadas para analizar este fenómeno y contrarrestarlo cuando sea peligroso.

¿Por qué se inclinan hacia delante?

Como os habréis fijado, las fachadas son muy estrechas y en los casos de mudanza, no entrarían por las escaleras los muebles mas voluminosos, pues bien, con la polea que está en lo alto y esa inclinación, consiguen transportar de una manera mas cómoda sus enseres. Pero su uso viene de mas lejos, antiguamente, para evitar que los materiales y mercancías de los comerciantes se estropease de las inundaciones, utilizan el mismo sistema para salvar sus pertenencias.

¿Por qué no hay persianas en las casas?

Si te fijas, prácticamente no encuentras persianas en las ventanas de las viviendas, y es que la mentalidad protestante de la ciudad, invita a que no tengan que esconderse de nada, se muestran tal y como viven. Además que así aprovechan la totalidad de las escasas horas de luz del día.

Vondelpark

VondelparkVondelpark es el pulmón de Amsterdam, el parque de 47 hectáreas mas céntrico de la ciudad, este sitio se ha convertido en el jardín comunitario del área, donde tanto locales como turistas aprovechan hasta el mínimo rayo de sol, sobre todo en las temporadas de primavera y verano.

Pedro y yo nos adentramos en él con la bicicleta, que mejor que recorrer un largo parque en este medio de transporte, y a pesar del frío, el parque está rodeado de gente que pasea, sale a correr y practica actividades como el patinaje. Si lo que quieres es disfrutar de una buena comida o cena, hay varios restaurantes/cafés disponibles.

Aquí te das cuenta que hay otra mentalidad, a escasos metros de la entrada te encuentras un vallado con guantes, gorros y otros objetos, al acercarnos vemos que son “objetos perdidos“, una gran iniciativa llena de civismo.

Objetivos perdidos

Objetivos perdidos

Señales dándote la bienvenida al parque, y calles tan arboladas como las que Pedro atraviesa

Uno de los lagos que encontramos deja imágenes como esta

Uno de los lagos que encontramos deja imágenes como esta

Una vez visto gran parte del parque volvimos a la urbe y sus canales para prepararnos para la noche, y es que teníamos cita en una de las salas de disco mas famosas de la ciudad, disco Escape. Pero antes quiero enseñaros un detalle de la ciudad importante, sobre todo para los hombres, ya que creo que para las mujeres no es tan íntimo. Si estás paseando y tienes ganas de orinas, la gran mayoría de w.c de Amsterdam te cobran uno 50 centimos de €, pero no preocuparos, tenéis en las esquinas de los puentes de los canales la posibilidad de hacerlo, os dejo una foto de los urinarios con Pedro en todo lo suyo.

W.C que se sacan de un aprieto en cualquier momento

W.C que se sacan de un aprieto en cualquier momento

¿Dónde puedo salir a tomar una copa? Disco Escape

Para el que le gusta la música electrónica y el ambiente discotequero, música tomorroland, este es su sitio, Disco Escape está situado justo en frente de la Rembrandtplein, y si entras a la webpuedes comprar la entrada on line inclusive, que ronda los 16€ para los chicos y 8€ para las chicas, y su horarios es de 23:00 a 05:00 horas.

Llegamos allí sobre las 00:30 horas, dejamos nuestras bicis en la plaza de Rembrand, con nuestros seguro de rueda puesto (como casi todo el mundo). Nos ponemos en la cola, pasamos un arco de seguridad y un cacheo para entrar en la disco, algo que impresiona porque no estás acostumbrado pero a la vez te da la seguridad de que es mas difícil que se líe en la discoteca. Y nos encontramos con un musicón en una fiesta temática que hacen todos los fines de semana llamada Brainwash (lavado cerebral).

Brainwash

Brainwash (Disco Escape)

Recorrer Amsterdam en bici para luego perderla

¿Qué pasó con la bici?

¡Todavía no lo se! lo único que se es que fueron las dos horas mas angustiosas del viaje. Cuando fui a coger la bici a la mañana siguiente, ya no estaba, ¡había desaparecido! en su puesto había un mercadillo en gran parte de la plaza, le pregunté al dueño del puesto que ocupada el espacio donde estaba mi medio de transporte, pero me dijo no saber nada, cuando él llegó no había ninguna ya…yo me empece a preocupar de verdad, quizás estuviese por las inmediaciones, le di tres o cuatro vueltas a la plaza, pero allí habían cientos de bicis, y la mía, la número 157 de la tienda de Frederic, no estaba.

Derrotado, Pedro y yo nos fuimos a dejar la única bici que podíamos devolver antes de las 24 horas, la suya. Por el camino, pensaba como decirle a la dueña lo que había pasado, y sólo pensaba lo caro que me iba a salir este viaje por culpa del karma, si hubiera atado la bici en condiciones, por eso mismo, no le culpes al karma por lo que te pasa por gilipollas (me acordé del título del libro). Llegamos a la tienda, Pedro va a dejar la bici al taller, y yo mientras, entro con cara de haber roto la cubertería preferida de mama, y le explico a la dueña lo sucedido: “lo siento mucho, he perdido la bici, aquí están sus llaves, pero ayer la dejé en una plaza y esta mañana la bici se ha convertido en un puesto de mercado”. La mujer me miro con cara de circunstancia, me dijo que le dijera donde había dejado la bici, a que hora, y si le había puesto el seguro. La mujer se marchó y se puso a hablar por teléfono.

Yo no sabía que iba a pasar, me veía pagando una desorbitada cantidad de dinero por una bici vieja de paseo con dos frenos, y en ese momento la mujer volvió: “He llamado a la policía, me van a decir si la bici está en un parking guardada, aquí tienes tu DNI, a ver si tenemos suerte“.

Me quedé eclipsado: “¿Me puedo ir ya?¡Sí!“. Buf, menudo peso de me quité de encima, llamé a Pedro que justo en ese momento venía con el taller con el hombre que guardaba las bicis para preguntar por la que faltaba, pero la mujer en ese momento le dijo que no pasaba nada, que estaba todo solucionado, yo ya estaba con Pedro alejándome tan rápido podía de la tienda. Finalmente, tuve un económico final feliz.

Puntos de interés del día vistos en el mapa

Dia_bici

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*