Mas de Nappark, uno de los mejores albergues de Bangkok, y el vicio de Nana Plaza.

Mas de Nappark, uno de los mejores albergues de Bangkok, y el vicio de Nana Plaza.

Mas de Nappark, uno de los mejores albergues de Bangkok, y el vicio de Nana Plaza.

Buenos días chicos, hoy ha sido nuestro domingo, nuestro bálsamo,  día de relax, por que toda la mañana nos la hemos pasado durmiendo…así que aprovecho para poneros unas fotos mas sobre el albergue y sus instalaciones.

Nappark

Cuarto de baño para hombres (compartido)
 
 

Y es que después de tanto ajetreo hacia falta reponer fuerzas, que aunque parezca mentira es de vital importancia…por eso estamos continuamente comiendo…(como nos comentaba Alexia), y es que en ese aspecto, decir que no estamos llevando un ajuste de horario en las comidas, cuando tenemos hambre comemos y ya si eso…dentro de unas horas comemos de nuevo…le estamos tirando muchísimo al arroz y a los fideos con pollo y verdura, están buenísimos…Israel y Bartolo son los mas valientes en ese aspecto, ya que aquí la comida es bastante picante, y de vez en cuando le meten algo de vidilla al cuerpo…y la lagrimilla por la cara.

Así que nos levantamos para la hora de comer y recorremos las calles mochileras de Khao San en busca de Thai food, y lo primero que vemos es la competencia de «Pollos Pikio» (sito en Molina de Segura).

Venta de pollos a la brasa
 
Nos adentramos en una de las calles con mas bares y tiendas de Khao San, esa zona es de las mas turística, por lo que a pesar de que los precios son razonables, son de lo mas caro de la zona, ya que la demanda de turistas así lo permite. Te encuentras tiendas de lo mas curiosas como la de la foto, con armas y material muy peligroso…para intentar meterlo en el aeropuerto…tomate algo.
 
Armas de ocio y tiempo libre
 
Durante el paseo ya empiezas a ser consciente de donde estas, de la forma de vida, vas poco a poco adaptándote al medio y a sus costumbres, pasas por un montón de «tuk tuk» (son triciclos cubiertos donde caben no mas de tres personas como nosotros) y te intentan «vender la moto» para que alquiles sus servicios, todavía no hemos montado por que nos parece un poco caro para el trayecto, intentamos el otro día hacerlo, y justamente cuando llegamos a un buen acuerdo para montarnos dos y dos, te salen con que antes de ir donde tu les dices….tienes que hacer una parada en la tienda de ropa o de souvenirs de alguno el cual cobrara comisión por ello…mientras el te comenta que echa gasolina…son muy piratillas, así que no nos montamos finalmente.

Comimos en unos de los puestos de la zona, sentados tranquilamente…Bartolo pidió unos noodles fritos, Antonio e Isra unos fideos con pollo y yo arroz frito con pollo, todo buenísimo mas la bebida por 1,40 €.

Para ser sincero después de comer estábamos muertos y el cuerpo te pedía dormir aun mas…no fue mi caso, ya que sobre las 17:30 me puse a escribir las lineas del siguiente post, y gracias a Isra que me dio fuerza moral para terminarlo (gracias a unas cervezas marca «Chang«, son mas baratas y el resultado es mejor) mientras Bart y Antonio se echaron una siestecica. Comenzó a llover durante una hora así que por un lado mejor era estar encerrado así que cuando te venias a dar cuenta estaba todo el «hall» lleno de gente viendo la tele y tumbado en las lonas.

Se hicieron las 20:00 horas y nos arreglamos para dar una vuelta por la zona, cenamos cerca de Khao San, en un puesto ambulante que tenia un montón de bandejas tipo de buffet libre pero eran los mismos camareros los que te ponían la comida que tu querías en el plato, desde cerdo, pechuga de pollo, huevos, hasta pescado frito, arroz (es el pan tailandes)…todo riquísimo  Como anécdota contaros que aquí no existen los cuchillos, me refiero para comer, no los utilizan, en su puesto te dan una cuchara, y la utilizan para cortar y separar la carne o el pescado.

Una vez con el estomago lleno cogemos un taxi y le decimos que nos lleve a «Nana Plaza«, ya que desde España me dijeron que era un buen sitio para salir de fiesta, y queríamos ver de que se trataba, así que taxi con taxi-meter y let’s go!

Llegando a Nana Plaza
 
Antonio con estas pintas de fiesta
 
Israel en la entrada a Nana Plaza
Esta zona es una de las mas modernas de Bangkok, hay mucho ambiente, rodeado de rascacielos y enormes edificios, cerca…el centro comercial que lleva el nombre de la zona…el «Nana Plaza«. Nos tomamos una cerveza en uno de los bares y conocemos a «Saokan» una agradable chica estudiante de derecho.
 
Nuestra amigas Saokan

A continuación una foto muy graciosa pero que tiene su explicación  al conocer a esta chica nos pregunta nuestro trabajo, e Israel le dijo que era amante de «buda», ya que en España ejercía de monaguillo, y le muestra esta foto que tenia en el móvil de los últimos carnavales.

Israel de monaguillo en los pasados carnavales

La chica no paraba de reírse, y no pude contener la necesidad de hacerse una foto con nuestro monaguillo preferido, si es que con esa cara es normal.

Israel y su Fe

No estuvimos mucho tiempo por aquella zona ya que al día siguiente teníamos que levantarnos temprano para entrenar con nuestro nuevo amigo Amnart, así que abandonamos antes de tiempo…por lo que volvimos en taxi hasta Khao San, y como no…cenamos de nuevo.

Pad thai para cenar

Antes de acostarnos os dejo una fotico mas de Mike poniendo el móvil en solfa a punto de descansar…para que veáis que en cada litera tienes tu espejo, enchufes para cargar el móvil y luz para leer.

Mike poniéndose al día antes de dormir
Gracias a todos vosotros por comentarnos cada día, sois participes del viaje y eso lo sentimos cada uno de nosotros.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*