Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Los 10 imprescindibles de Edimburgo

Los 10 imprescindibles de Edimburgo

Si has elegido visitar Edimburgo deja decirte algo, ¡has decidido muy bien!, porque la capital escocesa es un lugar lleno de belleza, castillos, prados verdes, extensos lagos y tenebrosas historias que te harán disfrutar y experimentar una aventura sin precedentes. Pero, si te preguntas que podrías hacer por allí, en este post te voy a contar los 10 imprescindibles de Edimburgo, lo que más destaqué de mi estancia allí, espero que te guste:

Los 10 imprescindibles de Edimburgo

1. El gran Castillo de Edimburgo

Esta es la joya de la Corona, lo que más destaca de la ciudad, en lo alto de una volcánica roca, se divisa el gran Castillo de Edimburgo. Esta fortaleza está en el centro de la ciudad y es imposible no verla desde su avenida principal (Prince Street).

Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo

Esta obra histórica ha soportado asedios, batallas, conquistas y la muerte de multitud de reyes, ha sido utilizado como cárcel y como arsenal militar y aún así, el paso del tiempo no le resta protagonismo.

La pregunta que nos hicimos nosotros fue la siguiente, ¿merece la pena visitarla por dentro? fue difícil tomar la decisión, entrar en el Castillo supone un tour de un mínimo de tres horas, lleno de fascinantes historias y curiosidades, como por ejemplo:

  • Una de las piezas clave que alberga el castillo, los Honores de Escocia (la corona, el cetro y la espada del estado), que son las joyas que se utilizaban para coronar a los reyes escoceses.
  • Todos los días a la una del mediodía (excepto los domingos) ocurre un acontecimiento muy especial en el castillo que reúne a todos los visitantes para observar una curiosa tradición que se lleva a cabo desde 1861. A la una, con una impresionante puntualidad británica, el General de Artillería acude a disparar un moderno cañón, que hoy en día perpetúa la tradición, pero que funciona sobre todo como reclamo turístico.
  • La capilla de Santa Margarita, construida en memoria de la madre de David I, se trata de una pequeña capilla que, además de constituir la zona más antigua de la fortaleza, es también el edificio más antiguo de Edimburgo.

Lo meditamos mucho y decidimos no visitarlo por dentro y prometernos que si volviésemos sería lo primero que haríamos (después de tomarnos una gran pinta claro).

¿Cuanto vale la entrada? 

Depende, hay entradas con guía de habla española (30€ aprox.) y sin guía (20€ aprox.). Puedes adquirirla pinchando aquí.

2. Recorrido con SANDEMANs (los free tours)

Ya los he vivido en ciudades como Berlín, Dublín y Amsterdam…y es algo que siempre aconsejo a todo el que viaja por Europa y tiene la posibilidad de hacerlo. Para el que no lo conozca, SANDEMANs es una empresa que tiene contratado a guías turísticos que funcionan como autónomos y sólo ganan lo que la gente en sus tours les donan (la voluntad), en función del interés causado, pero sobre todo valorado por el nivel de satisfacción con el que hayas concluido el tour. Por lo general, los guías que trabajan en SANDEMANs (hay más empresas pero yo siempre repito) suelen ser muy divertidos, dinámicos y agradables, una buena manera de conocer la ciudad de buena mano, curiosidades, historia y la posibilidad de aprovechar tu visita al máximo.

El tour naturalmente puedes hacerlo en español, hay diversos horarios y otros tours (ya de pago) que son más especiales, como el tour del lado oscuro, donde te cuentan historias tenebrosas y anécdotas paranormales del otro mundo que, según los escoceses, viven paralelamente con ellos. Puedes ir con niños, no es tan tenebroso, siempre y cuando no te de miedo visitar un cementerio por la noche, cosa que te aconsejo fehacientemente que hagas.

El grupo de SANDEMANs que formamos con Pascual como guía

El grupo de SANDEMANs que formamos con Pascual como guía

3. Cementerios de película

¡Así es! en Escocia hay unos cementerios que presentan incertidumbre, historia, son tan bellos como tétricos, parecen nacer de sus mantos verdes cientos de lápidas que sobreviven al paso del tiempo. Se que es raro que aparezca en una lista de interés turístico la visita de unos cementerios, pero es que en Edimburgo, hay una tradición muy especial por mostrar sus necrópolis como una atracción más de la ciudad. Y no precisamente en un ámbito turístico, sino como una manera de mostrar al mundo su visión de la otra vida de una manera mas natural y no tan aterradora, como lo es para la mentalidad católica.

De los más destacados, nos encontramos el cementerio de Greyfriars, se encuentra en el sur de la ciudad vieja, muy cerca de Grassmarket Square y es de los más antiguos de la ciudad, este cementerio presenta muchas historias que contar, como la del perro más famoso de Edimburgo, Bobby, o la del señor George Mackenzie, a quien fue encargada la tarea de ser el ministro en llevar a cabo la política persecutoria de Carlos II tras la victoria contra el levantamiento presbiteriano. Él mismo encarceló a más de 1200 personas y firmó la pena de muerte de muchos de ellos, por lo que se ganó el apelativo de “bloody Mackenzie” (El sangriento Mackenzie).

Todas estas historias y muchas más podrás disfrutarlas si haces el recorrido que te comenté en el punto anterior (Recorrido con SANDEMANs (los free tours).

Cementerio de Greyfriars

Cementerio de Greyfriars

4. Probar el exquisito y tradicional plato escocés haggis

Donde fueres…haz lo que vieres, ¿conoces esta frase, no es así? su expresión original proviene del latín ‘Cum Romae fueritis, Romano vivite more’ (‘Cuando a Roma fueres, como romano vivieres’, que traducido a nuestra forma actual de hablar viene a decir: Cuando vayas a Roma, vive como un romano). Pues con esto quiero decirte que una vez en Edimburgo, debes probar un plato que es el abc de todo escocés, el haggis. Es un antiquísimo plato escocés a base de carne (vísceras de cordero), especias y harina de avena que constituye un rico manjar, carnoso, picante, jugoso, se deshace en la boca, el haggis es un plato raro a la vez que exquisito. Si quieres más info sobre la gastronomía escocesa pincha aquí.

Beaked (patata asada rellena de haggis)

Beaked (patata asada rellena de haggis)

Yo creo que en cualquier restaurante que vayáis podréis probar este plato, pero sino quieres fallar puedes ir a The Elephant House (un restaurante muy famoso que está muy cerca del Cementerio de Greyfriars donde estuvo pasando horas de escritura la autora de Harry Potter, J. K. Rowling).

5. La panorámica de Calton Hill

Siempre me ha gustado subir a los lugares más altos en mis viajes para disfrutar de unas bonitas vistas, panorámicas espectaculares de ciudades y tener una perspectiva diferente. Pues en este caso, tenéis la oportunidad en la famosa colina que posee Edimburgo al final de la Prince Street: Calton Hill.

Tanto de día como de noche, la colina proporciona un admirable estandarte de monumentos muy determinados que os harán sentir en la antigua Grecia, de hecho, esta colina recibe el apodo de “La Atenas del Norte“. Los monumentos que os esperan allí son: el Monumento Nacional de Escocia, el Observatorio de la Ciudad, Monumento a Nelson y el Monumento a Dugald Stewart.

IMG_6178 (Copy)

La panorámica de Calton Hill de noche con el Monumento a Dugald Stewart de protagonista

Monumento Nacional de Escocia

Monumento Nacional de Escocia

6. Subir los 287 escalones del Monumento a Walter Scott

IMG_6198 (Copy)Quizás el título a priori no sea tan apetecible experimentar ese desgaste físico, ¿no?, pero ya te digo que merece la pena. El Monumento a Walter Scott es una torre de estilo gótico de 61 metros de altura, erigida en honor al famoso escritor escocés Walter Scott, de hecho, es el monumento en honor a un escritor más alto del mundo.

Si su estilo llama la atención por fuera, por dentro podrás subir esa interminable escalera de caracol que te proporcionará unas vistas espectaculares de la ciudad, sobre todo porque está situado en el mismo centro de la ciudad, en mitad de Prince Street.

La mugrienta atmósfera del Edimburgo victoriano, que entonces era conocido como Auld Reekie (o la vieja [ciudad] humeante) por la gran contaminación industrial, provocó que las piedras perdieran su color original, adquiriendo una tonalidad negruzca.

7. Un wiskhy en Bow Bar

Entre monumentos, castillos, parques y demás paisajes, ¿que os parece si hacemos un alto en el camino para tomarnos un wiskhy?, sino te gusta como a mi y quieres hacer el esfuerzo, no te lo pienses y siéntete como un verdadero escocés en uno de los bares típicos de Edimburgo. El Bow Bar (80 West Bow) es muy buena alternativa para hacer ese parón, por su buena situación (pleno centro), su decoración victoriana, ambiente escocés y excelente carta de wiskhys y cervezas artesanales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

8. La casa veraniega de la Reina Isabel II: Holyroodhouse

El Palacio de Holyroodhouse es la residencia oficial de la reina Isabel II en Escocia, donde pasa, habitualmente, una temporada a principios de verano. Holyrood es la palabra anglicanizada de las escocesas Haly Ruid (Cruz Sagrada). La entrada al Palacio cuesta unos 15€ aprox., te darán unos cascos y una audio guía en español para que puedes empaparte de cada rincón señorial de este clásico y real lugar.

Palacio de Holyroodhouse

Palacio de Holyroodhouse

La Abadía Agustina en ruinas que está en los terrenos del Palacio fue construida en 1128 por orden del rey David I de Escocia. Ha sido la sede de muchas coronaciones reales y matrimonios. El techo de la abadía se cayó en el siglo XVIII, dejándola en su estado actual, una ruina.

La Abadía de Holyrood

La Abadía de Holyrood

9. Visitar sus bares de leyenda

Edimburgo tiene una característica especial, algunos de sus bares son de visita obligada, ¿por qué? pues por varios motivos, el primordial es que no puedes irte de la ciudad sin probar sus pintas de cerveza, y si además le añades que cada uno tiene una historia o leyenda detrás de ella, eso la hace más llamativo si cabe. Os voy a nombrar algunos de los que no deberíais perderos:

  • The Last Drop (El Último Trago) – Situado en la Plaza de Grassmarket, era y es el lugar de encuentro más popular de la ciudad. Antiguamente, era el lugar estrella para realizar ahorcamientos públicos. Y The Last Drop era el lugar donde los reos “disfrutaban” de su último trago literalmente antes de ser ajusticiados a los ojos de todos los ciudadanos.
Cervezas de Edimburgo en The Last Drop

Cervezas de Edimburgo en The Last Drop

  • Deacon Brodie´s Tavern (La taberna del diacóno Brodie) – Situado en 435 Lawnmarket Street, en el mismo corazón de la Royal Mille puedes encontrar el bar que da el nombre a un histórico personaje de la ciudad, William Brodie. Fue habitante de la ciudad de Edimburgo a mediados del siglo XVIII y, por el día, era un ciudadano muy respetado y miembro del Ayuntamiento, pero cuando caía la noche se transformaba, se juntaba con “lo peor” de la ciudad para hacer todo tipo de “actividades oscuras”: apuestas, bebida, mujeres, etc. Tras agotar la herencia de su padre y ahogado por las deudas del juego decidió comenzar a robar en las casas de los más ilustres. En un principio nadie desconfiaba de él, pero por culpa de sus numerosas intromisiones levantó sospechas y finalmente fue descubierto y condenado a la horca por sus fechorías en 1788.
  • OLYMPUS DIGITAL CAMERAMaggie Dickson´s pub – Localizado en la misma plaza de Grassmarket, muy cerca de The Last Drop, es otro pub con historias rocambolescas. Se trata de la historia de Maggie Dickson, una mujer que fue ahorcada en esta misma plaza al ser juzgada por aquel entonces de ocultar su embarazo, ya en el ataúd, de camino al cementerio, un fuerte golpe desde su interior hizo al conductor del carruaje detenerse, y cual fue su sorpresa cuando vio que ¡Maggie seguía viva!. Se volvió a celebrar en el mismo emplazamiento un nuevo ahorcamiento, cuando salió en defensa de Maggie un joven e ilustre abogado que reclamó su absolución ya que según las leyes de la época, no se podía juzgar doblemente a una persona por un mismo delito, por lo que hubo final feliz, Maggie y el abogado vivieron juntos en el mismo bloque donde se encuentra este bar de leyenda, donde se conoce ya a Maggie como “la medio colgada“.

10. Vive su espectacular noche vieja

Si tienes la oportunidad, vive esta espectacular experiencia, la noche vieja en Edimburgo significa fuegos artificiales desde el corazón de su Castillo, danzas y cánticos tradicionales en las calles de la ciudad, gymkanas por el casco antiguo, conciertos, desfiles de antorchas caminando hacia la colina de Calton Hill y mucho más, si quieres más info sólo tienes que pinchar aquí.

Los fuegos artificiales del Castillo a media noche

Los fuegos artificiales del Castillo a media noche

Espero que te haya servido de guía y te haya encendido alguna bombilla para preparar tu viaje a la capital escocesa, naturalmente que el mantel de placeres que tiene la ciudad es más extenso, y espero seguir ampliándolo con el paso del tiempo. Aún así, te dejo un vídeo de la experiencia para que tengas otra fuente de información y a la vez te diviertas conmigo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*