Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Caminando entre elefantes en Chiang Mai

Caminando entre elefantes en Chiang Mai

 

La ruta mas inestable de mi vidaBuenos días blogeros, hoy es otro día de esos, esos días especiales, hoy tachamos de nuestra lista personal de “cosas que hacer antes de morir” que todo el mundo tiene, algo que cuando escuchas el nombre de Tailandia, asocias automáticamente:  

Un tour en elefante por Chiang Mai

Chiang Mai es el lugar idóneo para ello, hay muchas escuelas de aprendizaje para elefantes, y variedad de campamentos para montar, tenemos la jungla y el paisaje idóneo para ello, así que os cuento un poco el día de hoy.

Ayer, antes de acostarnos, concretamos lo que se llama “one day trekking” (puedes hacerlo para varios días también), y por 1.300 baht = 33€ aprox. y comprendía lo siguiente:

Te recogen en la misma puerta con una furgoneta, recogen a varias personas mas y forman un grupo de 6 personas, te llevan a una granja de mariposas (lo se, de mariposas, ayer estábamos con tigres y hoy hemos visto mariposas), después montas en elefante durante una hora, te daban de comer, mas tarde hacías una ruta por la jungla hasta llegar a un pueblo donde desemboca una cascada para remojarte un poco…y terminabas andando de nuevo hasta un rió donde te montabas en una balsa hecha de bambú  hasta llegar finalmente al lugar donde te recogerían para llevarte de vuelta, todo esto en una duración comprendida entre las 8:30 am hasta las 16:00 pm.

Esto para que veáis que desayunos nos pegamos con los “American Breakfast“, hoy han tardado menos que hoy pero por que reservamos hora de desayuno y los tenían casi hechos ya.

Y con todos ustedes empezamos la visita en la granja de mariposas, ayer estuvimos jugándonos el tipo con tigres y hoy nos dejan aquí sueltos, esto es muy bonito, por eso os dejo unas imágenes para los amantes de la botánica y el buen gusto por la flora, disfrutarlas al máximo y si alguno se atreve a decirnos alguna de las especies que salen a continuación, mejor que mejor.

Parque botánico

Bellos paisajes dentro del parque botánico

Un jardinero durmiendo

Uno de los jardineros en la hora de la siesta (typical spanish)

Nos adentramos en la jungla por carretera y vemos nuestro primer ejemplar, impresiona nada mas verlo, aquí pasar al lado de un animal así es como adelantar a una motocicleta.

 

Adelantando a un elefante

Pasamos por una aldea, casas acondicionadas de manera precaria a primera instancia pero alguna estaba dotada con sus antenas para ver la televisión por cable y por supuesto la Euro copa que se estaba viviendo en el momento del viaje (aquí pega muy fuerte el fútbol).

La antena que no falte en las casas
El grupo lo formábamos nosotros cuatro, una mexicana afincada en una isla de Oceanía, llamada Rachel (nacionalizada en U.S.A), y un amigo mas que creo que era ingles, o irlandés, no lo tengo muy claro la verdad.
El grupo comienza la marcha

El grupo comienza la marcha de izquierda a derecha: el amigo irlandés, Rachel, Israel y Bartron.

La jungla nos espera

Empezamos a ver el espesor verde de la Tailandia profunda poco a poco

Llegamos a una pequeña aldea

Chabolas echas de madera y cañas

Nuestro primer elefante visto de cerca

Nuestro medio de transporte durante este mañana

Lo primero que nos muestran es información de interés sobre estos animales, y hay muchas datos curiosos:

  • El peso de un elefante adulto puede ser de 3.5 toneladas.
  • Pueden llegar a vivir unos 90 años.
  • Solo en el lomo pueden soportar unas 2 toneladas.
  • Su pelo (cada pelo tiene hasta unos 5 cm de largo) puede detectar el peso de una mosca.
  • Suelen comer unos 250 kg al dia y unos 200 litros de agua.
  • Comen durante 20 horas y duermen las otras 4 restantes 
Yo estaba alucinando, no tenía ni idea que en un elefante se podía montar hasta 4 personas inclusive el guía, yo elegí montarme en la parte superior del cuello, entre la cabeza y la montura, y  no sabéis como se mueve este animal, cada paso que daba era un esfuerzo constante para no perder el equilibro, pero el contacto permanente con el animal es sorprendente, su piel es áspera por su largo pelo, debido a que es muy grueso, muy recomendable llevar pantalones largos.
La ruta mas inestable de mi vida

La ruta mas inestable y emocionante de mi vida, el tour en elefante

La ruta mas inestable y emocionante de mi vida, el tour en elefante

La ruta mas inestable y emocionante de mi vida, el tour en elefante

El elefante como cada tres pasos

Bartron y Mike alucinando de la ruta, el elefante comiendo cada 3 pasos

Parada en "boxes"

Desde esta plataforma montas y desmontas del elefante

 

Un pequeño "Dumbo"

Bartron con un pequeño “Dumbo”

Mike disfrutando de tal majestuoso animal

Sobre las 12:00 del medio  nos dieron de comer

Sobre las 12:00 del medio nos dieron de comer un buen plato de arroz frito, ensalada, y de postre un plato de sandia

 Una vez el estomago lleno, nos ponemos en marcha para hacer una ruta de varios kilómetros por la jungla hasta llegar a una “water fall” (cascada) para remojarnos. Estuvimos un buen rato riéndonos del calzado de Ray y de nuestro guía, simples sandalias, pero no tuvieron ningún problema en completar la ruta sin problemas, sobre todo nuestro guía.

Nido de hormigas rojas

Nido de hormigas rojas a nuestro paso

Los niños del maíz

Por el camino nos comimos unas mazorcas

Las mazorcas daban su cachondeo

Aunque reconozco que antes estuvimos riéndonos un poco del momento

El paisaje no te dejaban indiferente

El paisaje no te dejaban indiferente

Foto del grupo

Foto del grupo: Mike, Isra, Ray, amigo irlandés, Bartron y el guía

La cascada resultó no ser como esperábamos pero aprovechamos para remojarnos

La cascada resultó no ser como esperábamos pero aprovechamos para remojarnos

La jungla se dejaba ver frondosa

De vez en cuando el guía se paraba, cogía una planta autóctona de lugar y nos asombraba con alguna acción que pudiese hacer con ella, lo mismo conseguía hacer un ruido curioso con una, que como en esta ocasión, hacia de esta planta una cerbatana.

 A 7 metros de distancia lanzaba esta planta que se clavaba con bastante fuerza en esta platanera

 Y para terminar este gran día, un paseo en balsa hecha con bambú, construida con dos pisos, pueden aguantar un peso considerable sorprendentemente, aunque a nuestra balsa le entraba el agua un poco, pero no hubo ningún problema.
Balsas de bambú

Balsas de bambú

Comienza la ruta por el río

Comienza la ruta por el río: Bartron, Isra, el irlandés y Mike

Debido al calor y a las ganas de remojarse de Bartron, le pide permiso al “gondolero” para tirarse al rió, y pegarse un remojón, ante la atenta mirada de los presentes ya que ninguno sabía que animales podían encontrarse en ese río, lo curioso de la escena viene en la siguiente instantánea.

Bartrón se tiró al río

¡¡No cubre!!

¡¡Pero si no cubre!!

Tráfico en el río con balsas de bambú

Tráfico en el río, otros elefantes seguían la ruta

Ultimo alto en el camino antes de regresar de nuevo a Chiang Mai, para las 16:00 horas, estábamos muy cansados por el día y la descarga de adrenalina por tantas emociones.
 
Descansando antes de volver a Chian Mai centro
Nos recogieron después de haber descansado un poco en ese puesto de alimentación y nos recogieron de nuevo en una furgoneta para llevarnos de vuelta a Chiang Mai, en 40 minutos estábamos en la ciudad, con un hambre atroz, dispuestos a comer en cualquier sitio, así que eso hicimos, vimos un Mike´s y nos metimos entre pecho y espalda una hamburguesa con patatas.
Comida a media tarde, para reponer fuerzas

Comida a media tarde, para reponer fuerzas

Bartron y Mike esperando a su crepe

Y de poste, Bartron y Mike esperando a su crepe

Así que con estas foticos os dejamos hasta mas leer…esta noche es el partidazo de la selección: España vs Francia…mientras estoy aquí escribiendo hemos conocido a un medio ingles-spanish, llamado Luis, que nos ha aconsejado ver el partido en un bar que conoce llamado “The Wall“. Lo que no íbamos a saber es que íbamos a estar rodeados de franceses….una vez entramos, con nuestras camisetas de la selección, dio la casualidad que cerraron las persianas, y todo el local quedo incomunicado al exterior…solo estábamos nosotros cuatro…y un gentío de personas de todas las nacionalidades y mas de una decena de franceses.

Os dejamos unas imágenes del momento…por que el resultado final ya lo conocéis y ya os podéis imaginar lo apoteósico que fue.

El bar lleno de franceses

También hay que decir que teníamos muchos afiliados a la roja, y es que los pocos ingleses que habían, estaban a favor nuestra y de vez en cuando….sobre todo cuando los franceses cantaron “La Marsellesa” francesa…acto seguido los ingleses empezaron a cantar ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!! , todo un espectáculo.

Tailandeses con España

Una vez ganado el partido eramos la sensación del bar, la envidia de muchos y el causante de la frustración de otros tantos

Vamos a por la final

Al terminar el partido, te sientes vivo, te sientes campeón, te sientes orgulloso de tu país, de tu tierra, tan lejos de casa…¡vamos a por la final!

 Si te ha gustado este post no dudes en darme un like en el login de facebook, ¡kop kun!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*